Tres bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba permanecen en cuarentena después de socorrer a una mujer con Covid-19 que se había caído en su domicilio de la capital en la noche del martes 3 de noviembre.

Así lo han confirmado fuentes municipales y ha adelantado el diario digital ‘Cordópolis’, que ha detallado que la mujer había alertado de que presentaba síntomas de Covid-19 y estaba a la espera del resultado de la prueba PCR, tras el positivo confirmado de su cuidadora.

En concreto, el rescate se produjo sobre las 0,00 horas de este miércoles y la mujer presentaba fractura en un brazo por una caída, de manera que los servicios sanitarios tuvieron que atenderla.

Desde los bomberos indican que no fue hasta que recibieron una segunda llamada de los servicios de emergencias cuando se les comunicó que la mujer había alertado el día anterior de que presentaba síntomas compatibles con el coronavirus y que su cuidadora había dado positivo días atrás.

Tras el rescate, tres bomberos que acudieron a realizar el servicio se han puesto en aislamiento, hasta que les realicen las pruebas pertinentes, tal y como marca el protocolo sanitario.

En este caso, según ha avanzado ‘Diario Córdoba’, fue después del rescate cuando conocieron que el resultado de las pruebas era positivo, al tiempo que sobre las 9,50 horas de este miércoles la mujer ha alertado de una segunda caída, por lo que varios miembros del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento han vuelto a acudir a su domicilio para atenderla.

Test rápidos a bomberos

El sindicato CSIF en Córdoba pide que se realicen test rápidos de detección del Covid-19 a los más de 350 bomberos que prestan servicio en la capital y en la provincia al ser un cuerpo de emergencias, con el fin de que “estos profesionales puedan trabajar con las máximas condiciones de seguridad posibles y para conseguir una mayor protección de la ciudadanía”.

En una nota, el responsable del sector de Administración Local de CSIF Córdoba, Enrique Luque, señalaba que, “si no se ponen en marcha estas pruebas, ante cualquier síntoma o sospecha de positivo los trabajadores tendrían que aislarse y desinfectar las instalaciones, los vehículos y los equipos”.

El dirigente sindical recordaba que al inicio de la pandemia “ tuvo que cerrarse durante una jornada el Parque de Bomberos de Puente Genil para limpiar el recinto al haberse detectado un caso positivo entre los integrantes del mismo”.

CSIF indica que los bomberos, “por su continua exposición en las intervenciones y salidas que tienen que realizar, se encuentran en riesgo de contraer el coronavirus”.