Pedro Sánchez BOE Estado de alarma

El BOE publica la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo

El texto señala que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solicitará su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los Diputados cada dos meses

El Boletín Oficial del Estado de este miércoles 4 de noviembre publica la prórroga del estado de alarma desde el 9 de noviembre hasta el próximo 9 de mayo. Todo ello, sin perjuicio, de que la duración del mismo pueda acortarse dos meses si así lo permiten los indicadores sanitarios.

El texto señala que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solicitará su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los Diputados cada dos meses. Siempre para dar cuenta de los datos y gestiones del Gobierno de España en relación a la aplicación del estado de alarma.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa; solicitará su comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados con periodicidad mensual para explicar la labor de su departamento.

Asimismo, el real decreto también mantiene la vigencia de la limitación de la libertad de circulación de personas en horario nocturno. Eso sí, siempre que así lo decidan las comunidades autónomas, que son la autoridad competente delegada.

Las medidas relacionadas con la restricción a la movilidad entre comunidades autónomas también recaen en los presidentes autonómicos. Son ellos los que deberán informar previamente al Ministerio de Sanidad.

Además, se recalca que la duración de la medida no podrá ser inferior a siete días naturales, aunque la Comunidad de Madrid redujo este plazo.

Justificaciones para la prórroga

El texto justifica la duración de esta prórroga en la tendencia ascendente en el número de casos; la evolución esperada en los próximos meses, con una climatología adversa que reduce la posibilidad de desempeñar actividades en espacios abiertos; y la situación de posible sobrecarga del sistema asistencial, que podría llegar hasta bien entrada la primavera.

«Se considera necesario y proporcionado extender la aplicación de medidas que han demostrado ser eficaces para reducir situaciones de riesgo de transmisión y frenar los contagios (…) durante un periodo de seis meses, al estimar que este plazo de tiempo ofrece la mayor seguridad posible para poder proteger adecuadamente la salud de la población con la información disponible en estos momentos», recuerda.

En cualquier caso, transcurridos cuatro meses de vigencia de esta prórroga, la conferencia de presidentes autonómicos podrá formular al Gobierno una propuesta de levantamiento del Estado de Alarma, previo acuerdo favorable del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud a la vista de la evolución de los indicadores, sanitarios epidemiológicos, sociales y económicos.

El Gobierno confía en las medidas para evitar el confinamiento domiciliario

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha pedido “dar margen” a las nuevas medidas contempladas en el estado de alarma aprobado la semana pasada para comprobar si es eficaz en el control del gran alza de los contagios de Covid-19, con el objetivo de evitar el confinamiento domiciliario.

En rueda de prensa este martes, el epidemiólogo del Ministerio de Sanidad no ha descartado ir a un confinamiento duro, pero ha instado a ser “comedido”. “Descartar nunca se va a descartar ninguna medida, pero tenemos que ser comedidos. No podemos poner todas las medidas cuando la situación no lo requiere. Tenemos que dar la capacidad a las medidas para mostrar su efectividad o no”, ha señalado.

Simón ha reconocido que hay muchas comunidades autónomas con UCI que se encuentran “muy al límite”; pero ha puntualizado que “las características de los casos son diferentes” a las de marzo y abril.

“Ahora mismo, la gran mayoría no ha tenido que suspender una gran parte de la actividad programada de los hospitales. Desde el punto de vista asistencial, la situación empieza a ser crítica, pero no estamos en una equivalente a la de marzo y abril”, ha argumentado.

Al respecto, ha insistido en “dar margen al sistema sanitario para mostrar una cierta elasticidad”. “Ahora mismo no creo que sea el momento adecuado (de un confinamiento domiciliario). Podemos todavía darnos un margen para tomar esa decisión”, ha reiterado, apuntando que “el primer paso” es “dar margen a todas las medidas y, a partir de ahí, tomar las decisiones”.