Con todas las dificultades del presente año, han sido muchas las crisis que se han sobrellevado, tanto en el sector político, social y sanitario, como en el económico.

No solo España, pero todos los países del mundo han experimentado graves consecuencias económicas. Por ello, han sido muchas las medidas que se han tenido que tomar para apoyar tanto a empresas grandes como a PYMES y, por supuesto, a sus trabajadores.

Dadas las medidas de confinamiento y estado de alarma decretados hace unos días, es predecible estimar que el teletrabajo está a la vuelta de la esquina como una medida de precaución, tal como lo sucedido durante la primera ola de Coronavirus. Por ello, es importante mantener una economía lo más estable posible, antes de que sea complicado poder generar los ingresos que se tienen estimados para cada mes.

Posibilidades de financiamiento

Según páginas oficiales del gobierno español, se otorgarán 100.000 millones de euros para la concesión de préstamos a empresas y autónomos para que estos puedan cubrir sus gastos y así proteger el empleo de sus trabajadores. Por lo que se estima que la segunda ola no será económicamente tan desfavorable como la primera en cuanto a la financiación para las empresas.

Por otro lado, en la financiación para el resto de las personas será conveniente realizar una solicitud siempre y cuando esta permita la estabilidad económica del solicitante y el mismo cuente con los medios necesarios para cumplir con el pago sin generar deudas.

Ahora bien, con la incertidumbre económica que el Coronavirus genera, es casi imposible saber si al solicitar un préstamo o crédito para estabilizar la economía se podrán contar con los medios para el pago de las cuotas sin problemas. Por ello, las recomendaciones generales son:

  • Evaluar si realmente es necesario solicitar un préstamo o crédito para estabilizar el presupuesto.
  • Solicitar el préstamo o crédito que se adapte mejor a la estabilidad del solicitante, con el menor TAE y que ofrezca flexibilidad en el pago de las cuotas.
  • Revisar en los términos y condiciones si se permiten pagos con moratoria y sin penalidad.
  • Tener en cuenta que, si se solicita un producto financiero para estabilizar el presupuesto, la cantidad no tiene que ser muy alta y el plazo de pago tampoco tiene que ser mucho. Así, las probabilidades de estabilizar rápidamente el presupuesto y de pagar sin atrasos el préstamo o crédito serán mayores.
  • Elegir de entre varias opciones el préstamo o crédito que se desea y no elegir la primera opción que se presente. Para ello, es importante realizar una pequeña investigación antes de enviar una solicitud para conocer mejor las opciones disponibles en el mercado y poder tener una visión amplia de lo que se puede llegar a obtener. Contar con el apoyo de comparadores financieros de confianza como Moneezy puede ser una muy buena manera de iniciar la búsqueda.

Actualmente, es mucha la incertidumbre económica que muchos pueden llegar a presentar. Sobre todo, si se está en el sector económico de la hostelería y el turismo. Por ello, la recomendación general más importante es estimar los ingresos y egresos que se generarán desde este momento hasta al menos el primer trimestre del 2021 y evaluar las opciones de financiamiento que puedan permitir crecimiento o ahorro de alguna manera. Mientras más pronto se pueda realizar esta estimación, mejores decisiones económicas podrán tomarse.