El alimoche, un ave carroñera que se refugia en la provincia de Cádiz

La especie de buitre más amenazada de Europa ocupa en 15 territorios reproductores en el entorno

El inicio de una tendencia ascendente de la población reproductora del alimoche en Andalucía ha quedado confirmado en 2019, según se refleja en el último censo del Plan de Recuperación de Aves Necrófagas.

Los resultados de este trabajo señalan la existencia de 25 territorios reproductores ocupados, 15 de ellos en la provincia de Cádiz, cinco en Jaén, dos en Córdoba y Málaga y uno en Sevilla, según ha informado la Junta en un comunicado.

El alimoche (Neophron percnopterus percnopterus), especie catalogada con la máxima figura de protección en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, es la más pequeña de las rapaces carroñeras europeas y una de las más oportunistas en cuanto a su ecología trófica, alimentándose de cualquier tipo de carroña.

Este hecho la hace «tremendamente vulnerable» al veneno, la principal causa de mortalidad conocida en Andalucía. La segunda causa no natural son los accidentes por colisión con los aerogeneradores de parques eólicos.

Otros problemas de conservación son los que afectan a la reproducción destacando las molestias producidas en los lugares de cría por actividades como construcción de infraestructuras, trabajos forestales o uso público no regulado.

Minimizarlos provocaría un repunte en el número de territorios ocupados por parejas reproductoras y un efecto inmediato sobre la tendencia de la población reproductora.