Bomberos de Jerez salvan el dedo a un niño

Tras media hora de laborioso y cuidadoso trabajo han logrado  con gran minuciosidad y precaución cortar el anillo

El suceso ha tenido lugar a las 17:30 horas de la tarde del lunes en el Parque de Bomberos de Jerez de la Frontera.

Un niño de 13 años de edad, tras encontrar en su domicilio un anillo suyo de cuando era más pequeño y decidir ponérselo en la hora del almuerzo, comprueba que no podía sacárselo.

Tras visitar dos centros de salud y una joyería, la cual maneja bastantes herramientas para este tipo de metales, y no poder sacárselo, los padres de Miguel comenzaron a desesperarse. F.P., el padre, pensó que los bomberos podrían ser los únicos que podían lograr salvar el dedo de su pequeño.

A consecuencia del pequeño tamaño del anillo, el dedo se fue inflamando rápidamente, hasta el punto de que no era posible retirarlo «ni con los típicos trucos, ni con herramientas de corte normales».

El anillo estaba causando a Miguel una gran inflamación en el dedo, hasta el punto de que ya se le estaba amoratando por falta de circulación sanguínea, hinchándose considerablemente.

Tras media hora de laborioso y cuidadoso trabajo por parte de Bomberos, quienes han utilizado una pequeña herramienta rotativa eléctrica de corte con muchísima paciencia y con la ayuda de varios efectivos, han logrado  con gran minuciosidad y precaución cortar el anillo.

Los padres lanzan un fuerte agradecimiento al cuerpo de Bomberos de Jerez: «por su paciencia debido a la dificultad y peligrosidad de la labor que han llevado a cabo con su hijo».