De tan libre es un actor libérrimo. Hay quien lo cataloga de libertino. Pero se equivoca sobremanera. Paco León es creativo en su libertad, pero no excede lo estrambótico. Lo suyo son modulaciones de obrar sin ataduras. Sin cánones incluso. Una suerte de experimentación según la narración no parangonable del yo. Jamás procede por comparación sino por unificación.

Su estilo es la exclusividad. No de otra manera puede definirse la mismidad del ser de este artista que se parece a nadie. Avanza a la inversa para llegar antes. Sus códigos no están cifrados ni descifrados. Paco León experimenta sobre costumbrismos de puertas adentro. Testifica la sensualidad y la sexualidad más heterodoxa: es decir: la más puramente unipersonal.

Es un retratista de escenas atrevidas en la secreta cotidianidad de cada cual. No juega a ser diferente porque no puede jugarse a lo innato. No manipula los telares de ningún guión porque el argumento ya está escrito en su sesera. Traspasa y trasvasa sin pudores los límites de lo catártico: para obsequiar de cromatismo oxigenado a sus miles de espectadores.

No fue flor de primavera ni hoja caída de otoño. Ha sabido mantenerse en la pomada refrescante de la escenografía española. En su caso, del galgo le vino a la casta: su madre llegó a posteriori. Carmina o revienta. O sea: Carmina Barrios: un genio de lo disolublemente espontáneo. Un testimonio del yo a tamaño natural. La prueba airosa de que nunca es tarde si la oportunidad (fílmica) es buena. Lo de Carmina se convirtió en un prolijo fenómeno social.

La hermana, María León, es otra ídem. Actriz/actriz las veinticuatro horas del día. María es verosimilitud. María es soporte. María es expresividad. María es pirueta de la modernidad. Con acento andaluz. Con cultura del sur del Sur. Con diversificación de registros actorales. Con seducción de mirada azul cielo sevillano. Con fisonomía menuda pero igualmente desatada de clichés que encorsetan.

El ingenio de Paco León en una situación de enredo

Paco León -Francisco León Barrios- es versátil: actúa, dirige, escribe, produce. Se dio a conocer en la serie de sketches ‘Homo zapping’. Hablamos de 2003. Pero el éxito -el aplastante éxito nacional- le llegó en 2005 de la mano de la serie de televisión ‘Aída’. ¿Quién no recuerda su personaje Luis Mariano ‘Luisma’ García García? Era el giro de gracia del invisible sentido del ridículo y de las respuestas ingeniosas en una situación de enredo.

También puso voz a las películas ‘Madagascar’ (2005) y ‘Valiant’ (2006). Participó en la película ‘Dieta mediterránea’. Posteriormente en otros filmes como ‘3 bodas más’ o ‘Carmina y amén’. Protagoniza la película ‘Kiki, el amor se hace’, obra por la cual logró estar nominado a dos Premios Goya: ‘Mejor guión adaptado’ y ‘Mejor canción original’. Fue una película que contó con muy buena crítica.

No cesó en el séptimo arte. Llegarían títulos tan sonados como ‘Embarazados’, junto a Alexandra Jiménez; ‘7 años’, con Juana Acosta o ‘Toc toc’ asumiendo el personaje de Emilio. 2018 es un año notable. Estrena la película ‘La tribu’: encarna a Fidel García, un dinámico ejecutivo que pierde la memoria y, por azares, vuelve encontrarse con su madre biológica.

En esta película de nuevo trabaja con Carmen Machi. No podemos dejar de mencionar la serie de la plataforma Netflix ‘La casa de las flores’ ni tampoco la serie que creó para ‘Movistar+’ que llevó por título ‘Arde Madrid’: producida en España en blanco y negro, se presentó en el Festival de Cine de San Sebastián y consta de 8 episodios.

Paco León es muy activo en Twitter. Escribiendo ingenios como el siguiente: “El porno es el mejor amigo del hombre. Perdón quería decir el porro… ¡mierda de corrector! El perro es el mejor amigo del hombre”. Este 4 de octubre no es sólo su santo sino también su cumpleaños. Cumple 46 años. Le deseamos muchas felicidades. Y muchos más años de creación artística.

Tan activo es en esta red social, que para celebrar su 46 cumpleaños ha subido una foto con un sorprende cambio de look en el que pide consenso a sus seguidores: «Cambio de look para mi cumpleaños! ¿Qué te parece?».