Sin acuerdo en las negociaciones de los ERTE. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, han comparecido en Mallorca tras reunirse con la patronal y los sindicatos para tratar la prórroga de los ERTEs al que no se ha llegado a un acuerdo.

«Hay un interés común, nuestro país, salvar empleos y empresas. La reunión es una muestra de un diálogo social sostenido y maduro.

Es un reflejo de pluralismo político y de pluralismo social, hay que avanzar en esta línea. Frente a la adversidad, hay unidad», señala Díaz.

Sobre la incapacidad temporal, Escrivá ha señalado que «desde el inicio de la pandemia, se extendió a todas situaciones de contacto estrecho que tenía que ser confinado.

Así hemos funcionado. En la nueva situación, con la apertura de colegios, es claro que si un niño se contagia y tiene que ir a casa, por analogía, el padre que tiene que quedarse en casa, se le extiende la incapacidad temporal.

El problema es el de un niño contacto estrecho de otro positivo, con los progenitores cuidándole. Concluimos que ese supuesto no está cubierto. Se necesita un cambio normativo, la próxima semana pediremos su punto de vista, para abordar este cambio normativo».

Mientras presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha indicado que junto a los sindicatos están a favor de que los ERTEs se mantengan en el 70% y no baje al 50% pasados 180 días y esperan que los ERTEs se prorroguen más allá del 30 de septiembre, fecha final de finalización hasta la fecha.

La ministra señalaba hace varios días que los ERTEs se prolongarían «hasta que fuera necesario» mientras que algunos sectores piden que se alarguen los ERTEs hasta Semana Santa de 2021. De momento, las negociaciones finalizan sin acuerdo.