No nos lo creíamos cuando el pasado 25 de agosto saltaba el bombazo mundial del año: Leo Messi quería irse del Barcelona después de 16 años en el primer equipo. Hoy 4 de septiembre, Leo ha acabado con su silencio, dejando claro que «jamás iría a juicio contra el club de mi vida», ha declarado en exclusiva para Goal.com.

Esa era la intención de Bartomeu, el presidente azulgrana, tenía toda la intención de llevar a Messi ante los tribunales si su intención de dejar el club se hubiese hecho efectiva, sin el pago previo de los 700 millones que reclamaba el club para poder dejarlo libre.

Todo este enrevesado en las negociaciones, viene producido por la tan famosa clausula que firmaron el jugador y Bartomeu en la última renovación del crack argentino.

En ella, el ’10’ se guardó una opción de poder quedar libre al término de cada temporada, algo que podría haberse hecho efectivo este pasado mes de junio, pero que por la pandemia todo se pospuso y esta cláusula del contrato ya dejó de estar en vigor, según ha mantenido el presidente azulgrana durante todas las negociaciones de estas últimas semanas.

10 días después del famoso burofax, Leo Messi por fin ha decidido romper su silencio en una amplia entrevista donde no deja ningún punto sin tocar.

Leo Messi: «Se lo llevo diciendo al presidente todo el año»

“Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí», apunta el argentino.

«Fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario. Se me hizo muy difícil todo y llegó un momento que me planteé buscar nuevos objetivos, nuevos aires. No vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”, continúa.

«Hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros»

“Claro que me costó mucho decidir. No viene del resultado del Bayern, viene de muchas cosas. Siempre dije que quería acabar aquí y siempre dije que me quería quedar aquí. Que quería un proyecto ganador y ganar títulos con el club para seguir agrandando la leyenda del Barcelona a nivel de títulos. Y la verdad que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas. Como dije antes siempre pensé el bienestar de mi familia y del club”, prosigue el argentino, en un claro dardo a la pésima gestión de Bartomeu durante los últimos cinco años.

De esta manera, Leo Messi ha zanjado la bomba mundial que lanzó hace diez días y seguirá de azulgrana al menos una temporada más. Con esta decisión, no solo gana el Barça sino también La Liga, quien se hubiera quedado huérfana de uno de los jugadores que lleva haciéndola brillar desde que debutase hace ahora 16 años.