La residencia de mayores Fardes, en Benalúa (Granada), ha sumado en las últimas horas cinco nuevos positivos en coronavirus derivados del brote que le afecta, que suma en total 25 contagiados, incluidos tres trabajadores, todos asintomáticos o con síntomas que en principio no revisten de gravedad.

Así lo ha indicado a Europa Press el alcalde de Benalúa, Manuel Martínez, quien ha agregado que la residencia está pendiente de que Salud y Familias autorice el traslado de los usuarios afectados a las instalaciones que habilita en el antiguo Clínico de Granada para la atención preferencial de mayores con coronavirus. Cinco de ellos han recibido atención hospitalaria en los últimos días en el Virgen de las Nieves de la capital granadina por síntomas leves como diarreas, ha detallado.

En Benalúa, los vecinos están «nerviosos» por la evolución del brote que afecta a esta residencia, ha explicado el alcalde, quien, en cualquier caso, ha resaltado en principio la situación «no reviste de mucha gravedad», si bien al tratarse de personas mayores ello «puede cambiar».

El pasado lunes, la residencia, tras confirmarse el brote, con once residentes afectados y una trabajadora, activó el plan de contingencia previsto para estos casos, incluyendo el confinamiento del personal con los usuarios, que están separados dependiendo de si están contagiados o no. Se han ido realizando PCR a todo el personal y los usuarios, de los cuales, con los pertinentes rastreos, y las pruebas practicadas hasta este pasado jueves, se han derivado estos resultados.

El Ayuntamiento de Benalúa, en ese contexto, reforzó la desinfección de espacios públicos y pidió a la población «que salga lo menos posible» y evite «aglomeraciones», detalló el regidor, que pidió ante todo «sentido común».