Las aguas de baño de las playas andaluzas se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos según el informe elaborado por la Consejería de Salud.

La Consejería ha vigilado las 265 zonas de baño marítimas y 24 zonas de baño continentales andaluzas, ha informado por medio de una nota.

Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente. Alguno de esos parámetros prestaban especial atención en la transparencia, color y aceites minerales, entre otros componentes. Estos pueden afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario.

Por provincias, el agua de baño de las 78 zonas de baño de Almería, las 55 de la provincia de Cádiz, 29 de Granada, las 19 de Huelva y las 84 de Málaga se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos y, por tanto, todas son aptas para el disfrute.

Por otra parte, las aguas de baño de interior de Andalucía permiten el baño en todas las provincias salvo en el caso de la Balsa Cela de Lúcar (Almería), Río Toba en Los Guajares (Granada) y en el Manantial Hedionda en Casares (Málaga).

De igual modo, tampoco se aconseja el baño en el Río Maitena en Güejar Sierra (Granada), en el río Linarejos de Cazorla (Jaén) ni en la playa de San Nicolás del Puerto (Sevilla) ya que presentan escaso caudal, por lo que no se ha podido realizar el muestreo y no es posible su utilización.

En el Paraje Charco Frío-Cueva del Gato en Benaoján (Málaga) se ha establecido una recomendación de no baño.

Las continuas labores de vigilancia de la calidad de las aguas de baño permiten elaborar quincenalmente informes sobre el estado sanitario de las aguas de baño.