Un equipo de científicos de la Universidad de Hawái y el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés) ha descubierto que las latitudes elevadas de la Luna se están oxidando.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Science Advances.

Forma de óxido que requiero de oxígeno y agua

Los científicos encontraron hematita, una forma de óxido que requiere de oxígeno y agua, dos elementos que evidencian que la luna se está oxidando.

«Es muy desconcertante. La Luna es un entorno terrible para que se forme hematita», explicó el doctor en geociencias planetarias que dirigió la investigación, Shuai Li.

El hallazgo fue posible gracias al análisis de datos recabados por el instrumento Moon Mineralogy Mapper o M3, diseñado por la NASA, que voló a bordo de Chandrayaan-1, la primera misión de la India a la Luna, que proporcionó el primer mapa mineralógico de la superficie lunar.

Agua congelada en cuerpo celeste

Asimismo, en 2009 esta herramienta encontró agua congelada en el cuerpo celeste.

«Al principio, no me lo creía en absoluto. No debería existir en base a las condiciones presentes en la Luna», agregó la científica de JPL Abigail Fraeman.

Sin embargo, señaló que desde que se descubrieron moléculas de agua en el satélite, se ha estado especulando sobre la presencia de una mayor variedad de minerales.