El Retorno

«Nuestro país durante este verano ha ido de mal en peor y lo que se nos avecina con los separatistas y las políticas de este gobierno, va a ser de aúpa»

No me refiero con este titulo al nombre o al título de ninguna película o libro, sino la vuelta a lo cotidiano, el regreso, después de las vacaciones, que para mi y mi colaboración en este medio han sido largas, a la colaboración con mi opinión sobre diversos temas en este medio, al que agradezco me haya abierto sus puertas y me ofreciese el poder opinar libremente.

Y cuando regresamos de las vacaciones nos encontramos, en primer lugar, con el “okupa” de la Moncloa, el que dice y hace, para después rectificar, cosas, casi todas nefastas y nada lógicas, que si la hiciesen otros, estarían, los voceros paniaguados y subvencionados, llamándoles de todo y achacándoles todos los males del país.

Y es que desde que “okupó”, como he dicho en otras ocasiones, “legalmente”, la jefatura del gobierno de este país no ha hecho más que dar trompicones y hacer y decir “barbaridades”. Como ejemplo el viajecito “cultural” con un helicóptero y avión para asistir, junto con su “santa” esposa a un concierto; el nombrarla (a su esposa me refiero) para un “carguito” muy bien remunerado y con un buen presupuesto, para que no se aburra y lo pueda gastar libremente en el continente africano (del cual al parecer, conoce y sabe mucho); el nombrar, de manera provisional,  a la administradora del ente RTVE para que haga una purga para su amigo de extrema izquierda; el decir que va a subir los impuestos; lo del barco de los pobres inmigrantes a Valencia y luego la rectificación con la devolución en Ceuta de otros inmigrantes; el acercamiento de los presos de ETA y de los responsables del “golpe de estado catalán” (por cierto ¿qué hubiese pasado y dicho los de la izquierda, que según ellos y sus mariachis, siempre tiene razón, si a Tejero lo hubiesen dejado que se escapara aun país europeo?); la negociación que pretenden los separatistas y las alas que les ha dado,  etc. etc., como saben y conocen un largo bagaje de incongruencias y de acciones, casi todas pensando en que nos afectan a todos, pero que él las hace como si fuese un juego y con el “jaleo y el aplauso” de determinados medios de comunicación que callan lo que les conviene a ellos y critican de manera despiadada todo lo demás, tengan o no razón y luego hablan de libertad  de expresión.

Para reírse o para llorar, no sé. Porque el día a día de nuestro país durante este verano ha ido de mal en peor y lo que se nos avecina en el otoño entrante con los separatistas y las políticas de este gobierno va a ser de aúpa. Como saben y conocen nada ha cambiado, sino más bien empeorado, bajo el sol y la canícula veraniega.

Y si repasamos la actualidad local en este retorno, pues que les voy a decir…. Que peor es imposible. Una ciudad sucia a más no poder, carente de calidad en los servicios para los ciudadanos, casas en ruinas que se caen, calles con baches y malísimo estado, un centro de la ciudad casi vacío con los negocios y comercios marchándose, una ciudad con un paro galopante y sin visos de solución y un gobierno municipal, diciendo que todo es muy bonito y que todo v a muy bien y que la percepción que tienen los ciudadanos de todo esto no se corresponde con la realidad. Toma que toma. Esto se llama estar al día y preocuparse de los problemas y las inquietudes de los ciudadanos y buscar soluciones para arreglar éstos, para hacer más agradable la vida de sus paisanos. Si señor. Y, por supuesto, echándole las culpas a otro o a otros, y no a su incapacidad manifiesta y demostrada, para gobernar con lógica y acierto esta ciudad con innumerables problemas, que además no son sólo de ellos porque llevan bastante tiempo, sino que han ido a peor, a muchísimo peor, diría yo.

¿Bueno…, y de mis Hermandades qué? Pues que hemos tenido un comienzo de verano en el que nos hemos distraído bastante con la nueva CO. Con la forma en la que han actuado los de la permanente de la UH (esto con la anuencia y la colaboración de algunos hermanos mayores que han hecho todo lo posible por liar todo ello y tratar de hacer, a mi entender, la barbaridad que se proponían unos y otros) y los despropósitos de determinados acuerdos, hasta el “baculazo” que dio Bertemati para poner las cosas en su sitio, al menos por el momento, pasando por la recogida de firmas de hermanos mayores para tratar de echar abajo lo aprobado, por simple mayoría en el último pleno.

Y los de la permanente, tras este importantísimo varapalo recibido de nuestra primera autoridad eclesiástica, ¿qué piensan hacer? ¿Seguir adelante con su postura? ¿Aceptaran sin más el que no tienen razón en sus planteamientos? ¿Y, son conscientes de la imagen que están dando y que estamos dando los cofrades jerezanos?

Como ven, desde mi modesta atalaya, la opinión que presento, al repaso de mi forma de opinar y ver las cosas, casi es la misma, sobre casi los mismos temas, que antes del verano.

Esperaba y confiaba en que algunas cosas hubiesen mejorado y hubiesen hecho recapacitar a algunos, pero veo que, a pesar de las vacaciones y el periodo de descanso transcurrido, no solo no ha cambiado casi nada sino que, como decía más arriba, casi todo ha ido a peor, a muchísimo peor.