Estabilizan a cinco pacientes críticos en Málaga gracias a la conexión extracorpórea

Este sistema, que hace las veces de pulmón o corazón artificial, permite mantener a pacientes que han perdido la funcionalidad de alguno de estos órganos

El Hospital Regional Universitario de Málaga ha cumplido un año desde la realización de la primera terapia ECMO, de soporte de pulmón y corazón artificial, en adultos.

Desde entonces y hasta la fecha, profesionales del centro sanitario han logrado estabilizar a cinco pacientes críticos gracias a la utilización de esta técnica para su posterior traslado para trasplante cardiaco en otros centros de referencia.

Este sistema, que hace las veces de pulmón o de pulmón y corazón artificial, permite mantener a pacientes que han perdido la funcionalidad de alguno de estos órganos.

Se trata, según ha informado la Junta de Andalucía, de una variedad de la bomba de circulación extracorpórea que se utiliza en la cirugía cardiovascular pero que está adaptada para el uso más prolongado, permite el traslado de pacientes gracias a que es compacta así como acceder al sistema cardiovascular desde la periferia –arterias y venas–.

El director de la Unidad de Cuidados Críticos del centro sanitario, Guillermo Quesada, ha explicado que con esta terapia se extrae la sangre justo antes de entrar al corazón, dejando una cánula a ese nivel, y la devuelve a la aorta, justo después del corazón, pasándola previamente por un oxigenador, lo que permite devolver la sangre con un contenido optimo de oxígeno y dióxido de carbono.

De esta manera, ha añadido, «con el mismo sistema podemos sustituir la función respiratoria y cardiaca del paciente, permitiendo a estos órganos tiempo para recuperarse».