El Hospital Virgen del Rocío se prepara de cara a nuevos rebrotes

El Virgen del Rocío ha actualizado su plan de contingencia frente al Covid-19 ante el nuevo escenario de rebrotes 

El Hospital Universitario Virgen del Rocío ha modificado su plan de contingencia frente a la Covid-19 para adaptarlo a la situación actual de rebrotes aislados que se está registrando en Sevilla y así afrontarlo con previsión y garantías.

En esta línea, continúa con los circuitos de atención específica para pacientes con sospecha o diagnóstico de infección en todas sus urgencias, unidades de Cuidados Intensivos (UCI), plantas de hospitalización del Hospital General, Hospital Infantil, Hospital de La Mujer, y en el área de laboratorios, informa en un comunicado.

En este sentido, la dirección del centro ha mantenido la alerta desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia. Este trabajo de anticipación, planificación y adaptación continua ya hizo posible que el hospital sevillano fuera el primer centro en Sevilla y uno de los primeros en Andalucía en dar de alta a todos los pacientes ingresados por esta infección, añade.

En este tiempo, el uso de la mascarilla ha pasado a ser obligatorio para transitar por todos los espacios del hospital ya que, junto a la higiene de manos y la distancia de seguridad que deben seguir profesionales y usuarios, son las medidas básicas de prevención de contagios en los hospitales y en cualquier otro espacio que resultan más efectivas.

Equipos dobles de trabajo y obras de emergencia 

En todo momento han existido también equipos dobles de trabajo efectivo y guardias localizadas «por si resultase necesario incorporar más personal» ante la llegada de nuevos pacientes con sospecha o confirmación de coronavirus. De la misma manera, ha iniciado obras de emergencia que siguen la línea que ya inició el pasado mes de abril: la de garantizar espacios libres de virus y circuito diferenciados de atención sanitaria para pacientes con sospecha de enfermedad y el resto de los usuarios que acuden a cualquiera de los centros por otros problemas de salud.

Además, continúa en activo el equipo de especialistas médicos y de enfermería dedicado al seguimiento del paciente con sospecha o confirmación de infección que presenta sintomatología leve y se encuentra en aislamiento en su domicilio. En todos los centros se mantienen espacios en reserva que se irán poniendo en funcionamiento si acuden personas contagiadas que precisan hospitalización en planta o en UCI.

Distribución de recursos humanos y materiales

Así, el citado plan contempla la distribución de recursos humanos y materiales en distintos escenarios, y presta especial atención a la intensificación de la actividad quirúrgica y el fomento del uso de nuevas tecnologías para el seguimiento o revisión del paciente que no requiera someterse a pruebas presenciales. En estos casos, a la valoración habitual previa al quirófano que realiza el personal de Anestesia y Reanimación se añade un cuestionario clínico y epidemiológico para valorar el riesgo de Covid-19 y la necesidad de practicar o no una prueba PCR.

Asimismo, el programa de trasplantes y la asistencia odontológica se ha retomado con absoluta normalidad y el servicio de Fisioterapia ha priorizado la atención de pacientes con secuelas por Covid-19, la rehabilitación cardiaca, la rehabilitación tras ictus y la recuperación tras patologías postquirúrgicas.

De igual modo, la Farmacia continúa dispensando los tratamientos Covid-19 tras el alta del paciente y aquellos otros medicamentos que son de dispensación hospitalaria. En estos casos, se le da la opción al paciente de recibirlos en su domicilio, centro de salud o farmacia de confianza para evitarle venir al hospital a recogerlos.

Un solo acompañante

En cuanto al acceso a las instalaciones, se limita a un único acompañante por paciente que acuda a los servicios de Urgencias, consultas con el especialista médico o enfermería, hospitales de día, realización de pruebas diagnósticas o ingresados en las plantas de hospitalización. No obstante, «se agradece que el paciente acuda solo cuando sus circunstancias lo permitan» y se le pide que acuda a la hora de la cita para garantizar la distancia de seguridad y evitar aglomeraciones en los espacios comunes.

En las habitaciones de hospitalización, igualmente, se recomienda que el paciente esté acompañado de una única persona que deberá permanecer junto a él con mascarilla. El uso de la mascarilla ha pasado a ser obligatorio en todas las áreas del hospital, ya sean espacios cerrados o al aire libre.

El plan promueve también las consultas en acto único, de manera que en un solo día el paciente reciba toda la atención que precisa desde distintos servicios, para evitarle nuevos traslados al hospital. La información se sigue facilitando fundamentalmente por vía telefónica pudiéndose, en los casos necesarios, utilizar otros medios de comunicación telemáticos como las plataformas Mercurio, Sarac, y la aplicación de Salud Responde.

Además, el servicio de Atención a la Ciudadanía ha potenciado la atención telefónica que presta a sus usuarios para evitar desplazamientos innecesarios. El horario y los teléfonos se pueden consultar en la web ‘www.hospitaluvrocio.es/covid-19/’.