Los fisioterapeutas y osteópatas ya pueden volver a la ‘normalidad’

El colegio de fisioterapeutas cuenta con 7 mil colegiados en Andalucía y el 90 por ciento de ellos trabajan en centros privados, el resto en la sanidad pública

Lumbares y cervicales se resienten estos días. La pandemia interrumpió los tratamientos de fisioterapeutas y osteópatas. Son profesiones con mucho riesgo de contagio que ahora ya están en condiciones de volver. Eso sí, cumpliendo las medidas de protección.

Cuando se declaró el estado de alarma, el colegio oficial de fisioterapeutas de Andalucía pidió al gobierno y a la consejería de salud el cese de su actividad. No disponían de los equipos necesarios para seguir tratando a sus pacientes. Ya los tienen y pueden reanudar su trabajo.

El colegio de fisioterapeutas cuenta con 7 mil colegiados en Andalucía, unos 700 de ellos en la provincia de Almería. El 90 por ciento de estos profesionales trabaja en centros privados, el resto en la sanidad pública. Todos ellos son, de momento, los únicos que tienen autorización para tocarnos. La distancia social sigue siendo todavía la mejor alidada para prevenir contagios.