Aprovechan la pandemia para pedir legalizar los insultos al Rey, al himno y a la bandera

Los socios de investidura de Pedro Sánchez, los republicanos de Esquerra de Cataluña y los proetarras de Bildu, son los encargados de la proposición

El Boletín Oficial de las Cortes Generales del Senado ha presentado este dos de abril una proposición de Ley por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, para despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España.

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 108.2 del Reglamento del Senado, se ha ordenado la publicación en el Boletín Oficial de las Cortes Generales de la Proposición de Ley por la que se modifica la
Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, para despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España, presentada por el Grupo Parlamentario Esquerra Republicana-Euskal Herria Bildu, ambos partidos socios de investidura del PSOE de Pedro Sánchez y de la formación Podemos, de Pablo Iglesias.

Las senadoras Laura Castel i Fort, Mirella Cortès Gès y el senador Gorka Elejabarrieta Díaz, son quienes han presentado dicha propuesta de Ley, aduciendo que «la libertad de expresión es el derecho fundamental de toda persona a expresar ideas libremente, y por tanto, sin censura».

Aseguran en su exposición que «el Estado español debe superar estas censuras que tipifican como delitos la quema de banderas o la injuria a la Corona desde un concepto de sacralización de la imagen del rey y de su familia».

Hay que destacar que a gran parte de la ciudadanía sorprende la presentación de este nuevo proyecto para modificar una Ley en unos momentos en el que están muriendo miles de personas a causa de la pandemia del Covid-19, y que toda la población se encuentra confinada.

El Senado, con mayoría socialista, ha admitido así a trámite la Proposición de Ley para despenalizar las injurias a la Corona y los ultrajes a España.

Hay que recordar que el delito de injurias a la Corona está castigado actualmente con penas que van desde los seis meses hasta los dos años de prisión.