Las agencias de viajes quieren seguir vendiendo entradas de la Alhambra

El nuevo modelo dificulta su trabajo con los grupos organizados, que suponen el 60% de la actividad turística en Granada

El nuevo sistema de venta de entradas a la Alhambra puesto en marcha el pasado domingo se ha hecho a espaldas de las agencias de viajes.  Así lo han dicho los responsables de la asociación que las agrupa.

El nuevo modelo, afirman, dificulta enormemente su trabajo sobre todo con los grupos organizados, que suponen el 60% de la actividad turística en Granada. También con las empresas que trabajan con los grandes mayoristas internacionales.

Por eso el sector no descarta expedientes de regulación de empleo si el nuevo sistema no tiene en cuenta a las agencias de viajes. Quieren un trato diferencial como el que disfrutan con algunas compañías aéreas. En caso contrario sopesan emprender movilizaciones y acciones legales.

El nuevo sistema de venta de entradas a la Alhambra contempla la venta directa y nominativa del setenta por ciento del cupo total.

En este nuevo formato, el 12% para acuerdos y convenios y el resto para visitas culturales, educativas o de investigación, entre otras.

Con el antiguo procedimiento las agencias de viajes manejaban el 49% de los billetes.