«Alcaldesa, Jerez no se merece este ridículo»

 Tribuna libre de Álvaro Ojeda 

Querida alcaldesa: Usted le ha faltado el respeto a la ciudad con el alumbrado navideño  que ha colocado este año. Y se lo digo como ciudadano que lleva aquí treinta y cinco años y jamás ha visto un desproposito de tal calibre. Edad y años en mi ciudad, tome nota, sin paréntesis de poder en el Congreso. Es decir, lo he visto todo. Y ahora, cada vez que miro al cielo, ya tengo hasta miedo de lo que puedo encontrarme.Calle Larga JerezA la ciudad, querida alcaldesa, se le ha negado vestirla guapa por navidad. Jerez es nuestra ciudad, nuestra madre patria, una madre que sufre el maltrato perenne de sus políticos que desde que tengo uso de razón la desprecian para que de a luz votos que le otorguen vida por cuatro años mas. Qué menos que a esa madre triste y ninguneada, la vistamos como la señora que es, una de las grandes ciudades de andalucia.

A los  jerezamos, señora alcaldesa, les importa un pimiento la deuda del ayuntamiento, los afectados por el ERE, la gurtel de la Pelayo, los presuntos impagos a los trabajadores municipales, sus broncas con Saldaña, los plenos interminables, el busto de Pemán,  la querellada de izquierda unida que la encumbró en su trono o incluso que el Villamarta cierre sus puertas bajo su mandato. Les da igual alcaldesa, todo eso les da igual.

A los jerezanos les importa la imagen que dan al exterior, y ahora mismo Jerez da una imagen penosa. Se puede ser pobre, que lo somos, con arte y con tronío…pero miserables no. Ser miserable es algo que no perdono a las personas, y mucho menos a un cargo público que nos arrastre a dar la imagen que no merecemos por ahorrar 4 mientras y gastar en otras ‘necesidades amistosas’ 6. La miseria trae miseria, y eso es tal vez el peaje que tiene usted que pagar por juntarse con unos socios de gobierno anti sistema que no aman nuestras costumbres ni respetan el brio y el brillo de nuestras fiestas en la ciudad, simplemente porque nacieron en un lugar equivocado. No tiene otra explicación, y ante eso…siempre pienso lo mismo. Si no te gusta, deja vivir, deja hacerlo bien o como siempre se hizo y sobre todo… márchense.

Yo sentí vergüenza el otro día, por su culpa. Venía de Malaga de una calle Larios que relucía a borbotones de colores. Recuerdo la cara de los niños y de sus gentes disfrutando con una ciudad que desplegaba la mejor de sus galas. Al día siguiente me traje a los malagueños a Jerez…“que vergüenza tío, da pena ver tan apagada esta pedazo de ciudad, si no es por la gente esto da pena“ Y no lo dije yo, lo peor es que lo dijeron gente de fuera.

Usted nos ha robado la luz y el brillo de nuestra ciudad, usted ha vestido a Jerez como a una cualquiera, cuando Jerez es la quinta ciudad de andalucia, y a Jerez señora alcaldesa se le debe tener un respeto, y las luces de navidad son una falta al mismo.

Pero da igual, Jerez es grande y este año seguirá sonando a zambombas y guitarras. Sus gitanos y sus gachós les daremos su sentido. Los comercios y los balcones lucirán  luces del chino que son mucho mas decentes que las suyas. Quevedo y muchos establecimientos pondrán el Belen, aunque le duela a sus socios de gobierno, y yo seguiré roneanando de mi madre, esa guapa ciudad de la que se me llena la boca por cualquier rincón de España por el que voy o en cualquier medio nacional en el que hablo.

Y es que, querida alcaldesa, Jerez gracias a Dios es mucho más que usted y la imagen que dan de ella sus compis. Jerez seguirá adelante gracias a su gente. Sus muujeres, sus hombres y sus niños anónimos. Las que la votan y los que no.

Y hasta aquí mis pensamientos libres, justo aquí, donde hago daño por tener medio millón de seguidores, entre ellos la ciudad de Jerez entera, aquí en esta web vetada por usted, aquí donde nadie me calla y todos me escuchan. Y digo que nadie me calla ya que de momento Facebook no es una televisión municipal donde den la orden de que no me inviten más.

Recapacite señora alcaldesa, recapacite, y durante el tiempo que le quede en ese sillón ponga un poquito de empeño en cuidar la imagen de nuestra ciudad porque Jerez, alcaldesa… no son sus pies.