Ha gozado de una promoción de aúpa. ¿El producto lo merece? Digamos, contra todo pronóstico, que sí. Que si para la cadena lo merece, para el espectador medio también. Por varias razones. Pero vayamos por partes: el titular directo anuncia que este próximo miércoles día 4 del presente mes de noviembre Telecinco emitirá, en riguroso estreno, la película ‘Superlópez’.

Telecinco la ha anunciado por activa y por pasiva. Hasta la extenuación. Al fin ha llegado el día. A las 22.40 horas. Tendrá audiencia para dar y regalar. Se llevará la palma de la noche. Aterriza fuerte esta propuesta. Todo sea por lo laureles del César del liderazgo de audiencia.

Llega además el filme con varios ingredientes a su favor. Y retomamos ahora los incentivos implícitos en el largometraje. Por una parte que se trate de una comedia divertida. Cabe recordar que más de 370.000 espectadores convirtieron a ‘Superlópez’ en número 1 en taquilla en su primer fin de semana en cines. ¡Ahí queda eso!

Es además tiempo de escasez de alegrías en la pequeña pantalla de casa. De un tiempo a esta parte la televisión es sinónimo de reales cifras catastróficas -¡hay que darlas!- y de una suerte además de noticias de sucesos que ponen los vellos de punta. No corren buenos tiempos para la serenidad del mundo. Y encontrarnos con productos hispanos que además provoquen la risa es muy de agradecer.

Otro incentivo es la alegría connatural que provoca la presencia de Dani Rivera como actor principal. Provoca alegría de humor porque, como suele suceder, borda su papel. Pero también provoca una unánime alegría social al tratarse de un actor, de un profesional, que ha sido un reciente ejemplo de lucha contra el cáncer. Su ejemplo ha cundido y sigue cundiendo.

¿Quién es este personaje que vuela?

¿Quién es este ser volador que parece un remedo a la baja de Superman? Superlópez procede del planeta Chitón, pero su vida siempre ha estado llena de complicaciones. De complicaciones de diversa índole. Él quería ser normal, pero no lo conseguía. En la banda sonora de la película se insistirá en ello.

Normal: ¿cómo teniendo en cuenta que tiene superpoderes? ¿La normalidad no es un imposible para él? Su día a día consistía en hacer heroicidades con su trabajo en la oficina, algo muy de andar por casa, lo que tenía controlado hasta que llegó Luisa, su antiguo amor del instituto. Aquello marcó un antes y un después. Su vida se pondrá patas arriba, todo manga por hombro, lo que hará que el malvado Skorba se fije en él.

Superlópez, en efecto, nació en el planeta Chitón bajo el nombre de Jo-Con-Él y, después de colarse en un cohete, llegó a la Tierra siendo todavía bebé. ¿Comienza el lector a notar ciertas similitudes con el arranque de la historia de Superman? Sucede que el niño aterriza de aquella extraña manera. Y, cosas del destino, es adoptado por la familia López.

El peculiar aspecto físico de Superlópez

¿Quiénes son los López? Una pareja de ancianos, corrientes y molientes, que residen en Lérida. Ahí comenzará todo. Una de las peculiaridades de Superlópez es su aspecto físico. Cuenta con bigote tipo Macario. Viste un traje azul que más se aproxima a un pijama resultón. Sobre el pecho, una ese amarilla chillona. Calzoncillos negros, de slip claro está. Al principio pretende ocultar su identidad. Lo intenta por todos los medios. Pero sin éxito final.

Es un héroe poderoso. Pero… ¿cuáles son esos poderes? Digamos que, entre otros dones, cuenta con superfuerza, vuelo, supervelocidad, visión de rayos X, supervista, superoído y supersoplido, todo aumentado en función de su grado de enfado. Asimismo es muy resistente a cualquier tipo de impacto. Pone los puños en forma de cuernos para volar. ¿Otros poderes curiosos? La impermeabilidad y la incombustibilidad.