Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración con de la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz), han localizado y desmantelado una completa instalación dedicada al cultivo de marihuana, a su procesado y transformación ubicada en un chalet situado en La Barca de la Florida. La investigación ha finalizado con la detención del propietario de la vivienda como presunto autor de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, la investigación se inició gracias a las informaciones recabadas por el equipo conjunto de investigadores de ambos cuerpos dirigido por el Grupo de estupefacientes de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera.

Los investigaciones recabaron pruebas e indicios que apuntaban a que, además del cultivo y preparado de la marihuana, se estarían llevando a cabo manipulaciones destinadas a conseguir la transformación en resina tipo hachís, e identificaron el punto de origen de la sustancia en una vivienda ubicada en la urbanización Puente de la Guareña, en La Barca de la Florida.

Los agentes identificaron al presunto responsable de las instalaciones, que resultó ser el propietario de la vivienda. Una vez detenido, se solicitaron a la Autoridad Judicial sendos mandamientos de entrada y registro.

239 plantas de marihuana de gran tamaño

Así, en el registro practicado, los agentes observaron que todas las dependencias del interior del inmueble estaba preparadas para el cultivo; secado, tratado y embolsado de la droga, así como una máquina de centrifugado destinada al proceso de extracción de sustancia para el proceso de elaboración de la resina conocida como hachís.

En total intervinieron 239 plantas de marihuana de gran tamaño junto a 723 gramos de la sustancia ya preparada para su venta directa; además de diversa maquinaria y aparatos destinados al cultivo acelerado.

Por su parte, los técnicos de la empresa distribuidora de electricidad comprobaron que la instalación se surtía de energía de forma ilícita mediante dos cuadros eléctricos que la sustraían directamente de la red.

El detenido, junto con toda la droga y los equipos intervenidos, fue trasladado hasta las dependencias de la Comisaría de Jerez donde ingresó en la zona de calabozos hasta su puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

Instalación en bloque de vivienda 

Por otra parte, en otra intervención, un indicativo de los Grupos de Atención al Ciudadano (radiopatrullas) localizaron a dos personas en la vía pública trasladando material propio de estas instalaciones ilegales desde un vehículo aparcado en las inmediaciones hasta el interior de un bloque de las viviendas.

Ante los indicios de que pudieran estar llevando a cabo un fin ilícito, realizaron una primera inspección de los vehículos estacionados, localizando en un primer momento una gran cantidad de material especializado para las plantaciones interiores de marihuana.

Además, los policías localizaron el lugar en donde estaban introduciendo los equipos, una vivienda ubicada en la sexta planta del edificio que inspeccionaron con la autorización expresa del propietario. Así, en su interior comprobaron como las mismas personas se encontraban acondicionando el total de las habitaciones, montando los aparatos propios de una instalación dedicada al cultivo y procesado de sustancias estupefacientes que pretendían poner en marcha en pocos días.

Asimismo, los agentes se percataron que en la vivienda ya estaba terminada y operativa la instalación de un cuadro eléctrico artesanal que permitía el enganche ilegal a la red eléctrica, por lo que a los dos hombres se les ha imputado un presunto delito de sustracción de fluido eléctrico.

Ante los indicios claros de las intenciones de establecer una instalación dedicada a un fin ilícito, el total de los equipos fueron intervenidos de forma preventiva y trasladados hasta las instalaciones de la Comisaría de Jerez en la Avenida de la Universidad.