Este martes se ha confirmado el fallecimiento de Sor Victoria Virués, una persona muy querida en Jerez, y de reconocida trayectoria por su compromiso social con las personas más vulnerables. Era Hija Adoptiva de Jerez desde el año 2011, un reconocimiento con el que la ciudad le agradecía su compromiso social, y su labor en el Comedor de El Salvador.

Desde el equipo de Gobierno, se ha querido transmitir sus condolencias a su familia, amistades, y toda la comunidad de las Hijas de la Caridad. Asimismo, el Partido Popular de Jerez ha mostrado su pesar tras el fallecimiento de Sor Victoria Virués, Hija Adoptiva de Jerez.

La presidenta local María José García-Pelayo, y el portavoz Antonio Saldaña, en nombre de todo el PP de Jerez, han lamentado la pérdida de una mujer extraordinariamente buena, de una “jerezana” con un corazón enorme. Los populares trasladan el pésame a toda la Congregación de las Hijas de la Caridad tras la pérdida de Sor Victoria Virués, pieza clave del pulmón de solidaridad que cada día supone el Comedor del Salvador a tantas familias de Jerez.

El PP de Jerez señala que no hay palabras para recoger tanto agradecimiento de la ciudad a Sor Victoria Virués. Tanta vocación de servicio y entrega a quienes más lo necesitan, estando siempre a disposición de Jerez y los jerezanos.

Una vida dedicada a los demás

La delegada de Acción Social, Carmen Collado, ha señalado que “Sor Victoria Virués era el ejemplo del trabajo incansable, y del amor al prójimo, especialmente a las personas sin recursos, a las que dedicó su vida desde su labor con las Hijas de la Caridad. Volcó en el Comedor de El Salvador toda su energía, porque era una persona inquieta, activa, y llena de compromiso. Derrochaba generosidad y recibía con muchísimo cariño cualquier aportación que llegara al Comedor por pequeña que fuera”.

Carmen Collado ha señalado que “Sor Victoria Virués tenía ya una edad avanzada, pero seguía siendo un referente fundamental en el Comedor, que con Sor Teresa al frente, está realizando una labor impresionante desde que se declaró la alerta sanitaria. Su figura, su ejemplo y su labor van a seguir muy presentes en la obra social de las Hijas de la Caridad. Debe servirnos de ejemplo en momentos en los que es imprescindible sacar lo mejor de nosotros para estar con las familias que más lo necesitan”.