Las secciones de CGT y CCOO en la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense; han señalado que la pasada noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, previa a la festividad del Día de los Difuntos y marcada por la celebración de la tradición anglosajona de Halloween, fueron contabilizados tres incidentes por lanzamiento de objetos contra los autobuses de la empresa municipal.

En concreto, fuentes de CGT han informado a Europa Press de que con relación a dicha noche; Tussam ha comunicado la activación del protocolo de seguridad frente a casos de lanzamiento de objetos en las líneas 30 (Prado de San Sebastián-Avenida de la Paz), 31 (Prado de San Sebastián-Polígono Sur), y 32 (Plaza del Duque-Polígono Sur), constando la fractura de una luna de uno de los vehículos afectados.

CCOO, de su lado, ha señalado que «como viene ocurriendo de un tiempo a esta parte, al menos tres compañeros volvieron a ser víctimas de apedreamientos o lanzamiento de huevos. Por ello, se implantó el protocolo existente para tal efecto, que incluye la presencia policial».

Un problema que viene de largo en la noche de Halloween

Y es que no es la primera vez que de suceden situaciones así en esta misma noche. En 2018, por ejemplo, CCOO alertaba de que autobuses de al menos cinco de las líneas de la empresa habrían sido objeto de pedradas e impactos de «huevos y otros objetos» la noche previa a la festividad del Día de los Difuntos.

En 2019, el comité de empresa de Tussam exponía que esa noche, varios de los autobuses habían recibido pedradas; mientras que dos o tres de ellos habrían sufrido fracturas en sus cristales. Si bien «sobre todo», la mayoría de los incidentes derivaban de impactos de huevos en los vehículos.

No obstante, desde CGT admiten que las incidencias habrían sido menos numerosas que en años anteriores; conectando tal extremo con el toque de queda implantado como medida preventiva frente a la pandemia de coronavirus Covid-19.