La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible reactivará la solicitud de declaración del espeto como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco colaborando con las entidades que pusieron en marcha esta iniciativa en 2017.

El director gerente de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa), Raúl Jiménez, ha mantenido recientemente una reunión con el presidente de la asociación Carta Malacitana, Antonio Carrillo, y el secretario de la asociación Marbella Activa, Javier Lima, dirigida a analizar los trabajos que es preciso llevar a cabo para lograr este objetivo.

Durante el encuentro, Jiménez ha ofrecido el apoyo del Gobierno andaluz a estas entidades para «sumar esfuerzos que permitan conseguir este reconocimiento universal al espeto como elemento diferencial de la tradición gastronómica de la provincia de Málaga«.

Primeras actuaciones

Como una de las primeras medidas a poner en marcha en el marco de esta cooperación público-privada, el director gerente de Agapa ha ofrecido a Carta Malacitana y a Marbella Activa la oportunidad de participar en la primera edición del congreso telemático ‘Encuentros en el Mediterráneo’, que se celebra del 11 al 13 de noviembre.

De esta forma, ha informado la Junta en un comunicado, las organizaciones dispondrán de un estand virtual con zona expositiva que les permitirá avanzar en la divulgación y promoción de esta iniciativa.

De igual modo, Jiménez ha afirmado que la Consejería de Agricultura «redoblará sus esfuerzos» para alcanzar este objetivo a través del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (Ieamed). El mismo, cuenta con personal técnico especializado en este tipo de procedimientos y tiene también experiencia en la puesta en marcha de estrategias vinculadas a la promoción de la Dieta Mediterránea y todos sus elementos.

Por otro lado, el director gerente ha trasladado a estas entidades que la Diputación de Málaga también ha mostrado su disposición a participar en este proyecto de colaboración para hacer realidad el reconocimiento internacional de esta receta típica de Málaga.

El espeto, plato malagueño tradicional

El espeto es una técnica propia de la tradición culinaria malagueña para cuya elaboración es necesario contar con pescado, cañas, sal y fuego. Sus orígenes se remontan a 1850 y en los años 80 ya existían establecimientos que ofrecían de forma comercial el espeto de sardinas como plato típicamente malagueño.

Con el paso del tiempo, empieza a servirse en los numerosos chiringuitos de la Costa del Sol y se consolida como elemento singular de la cultura gastronómica malagueña.

En este punto, Jiménez ha destacado que su declaración como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco supondría un aval internacional como «proyecto unificador que forma parte de la identidad cultural de esta provincia y que une a todos los malagueños».

El director gerente de Agapa ha apuntado que el espeto, al igual que la fiesta de la Moraga a la que está estrechamente asociado, «son tradiciones vernáculas de esta tierra que debemos promocionar y proteger como parte importante de la cultura gastronómica de Andalucía«.