Efectivos de la Guardia Civil han descubierto 28 caballos desnutridos y en evidente abandono en una explotación ganadera del término municipal de El Pedroso (Sevilla), según informa la institución.

El pasado 26 de agosto, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Cazalla de la Sierra, junto con personal veterinario de la Oficina Comarcal Agraria (O.C.A.) de la misma localidad, mientras realizaban inspección conjunta en una explotación de ganado bovino y caprino sita en el término municipal de El Pedroso, pudieron comprobar que dicha explotación contaba además con más de 30 caballos de diferentes edades, de los cuales 28 presentaban un evidente estado de «delgadez extrema y desnutrición«.

Algunos de ellos no disponían de agua ni comida en el momento de la inspección y otros, en concreto dos yeguas de cría, presentaban heridas ulceradas en la zona perineal producidas supuestamente durante el parto, según la Guardia Civil.

Tras verificar la documentación de los animales y levantar la correspondiente acta, se pudo comprobar que los equinos con heridas estaban siendo tratados por personal cualificado. Si bien el responsable de los animales no estaría cometiendo un supuesto delito de maltrato animal, sí estaría incurriendo en la comisión de varias infracciones administrativas en materia de sanidad y bienestar animal, al no cumplir con los cuidados básicos necesarios para estos caballos.

Los hechos están a disposición de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Sevilla, para apertura del correspondiente expediente sancionador.

Denuncian el abandono de caballos

Un vecino de Jerez de la Frontera ha denunciado la situación en la que se encuentran tres caballos en una parcela de la Avenida Puertas del Sur.

Según cuentan testigos, estos caballos se pueden observar perfectamente desde fuera de la parcela, en plena calle. Los équidos se encuentran desnutridos y a simple vista se puede ver que atraviesan un delicado estado de salud, debido al abandono al que están sometidos.

“Llevan ahí semanas a su suerte, cada día perdiendo más peso y vivos gracias a los vecinos que le llevan lo que pueden de comer”, comenta uno de los vecinos.

Igualmente, el denunciante asegura que ha llamado en varias ocasiones al SEPRONA y a la Policía, sin encontrar ayuda en estos organismos oficiales.

Este vecino de Jerez, cansado e indignado por la situación en la que se encuentran los animales, se animó a denunciar a través de las redes sociales todo lo que estaba ocurriendo.

Así, asegura a elmira.es que “al día siguiente de la publicación los propietarios se presentaron en el lugar y hay testigos que vieron como intentaron llevárselos de allí a golpes. Finalmente les dejaron en el mismo sitio porque estaban siendo grabados y fotografiados”.