La Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla ha registrado 19 casos confirmados de Covid-19 entre los días 26 de octubre y 1 de noviembre, coincidiendo con la cifra de positivos contabilizados durante la semana anterior, del 19 al 25 de octubre.

De los 19 contactos positivos, tres corresponden al Personal de Administración y Servicios (PAS); 14 al alumnado y dos al Personal Dociente e Investigador (PDI), según informa la institución académica en un comunicado.

Son datos constatados por el Área de Salud y Prevención de la UPO, que recibe las notificaciones de personas afectadas y se encarga de activar todos los protocolos necesarios de rastreo y prevención para evitar la propagación del virus en el campus.

Durante la última semana, se han comunicado también 24 casos de sospecha -uno del PDI, nueve del PAS y 15 de estudiantes–, que se encuentran pendientes de prueba PCR. Esta cifra supone siete menos que la semana anterior.

El total de casos positivos notificados desde el comienzo de las clases, el pasado día 21 de septiembre, asciende a 52, de los cuales seis corresponden al PAS, ocho al PDI y 38 al alumnado.

Protocolo de la UPO

La UPO, con el fin de facilitar una mejor gestión de la seguridad y salud de la comunidad universitaria y de conformidad con su plan de contingencia frente a la Covid-19, contempla un protocolo de actuación en caso de sospecha o de confirmación de infección para los miembros de la comunidad universitaria.

En este sentido, el plan de actuación establece que, una vez seguidas las recomendaciones y efectuadas las comunicaciones prescritas por la autoridad sanitaria, las personas afectadas (por sospecha o confirmación) deben comunicar su circunstancia al Área de Salud y Prevención de la Universidad, que se encargará de adoptar las medidas oportunas, con objeto de salvaguardar, además de su propia salud, la de otros miembros de la comunidad universitaria y su entorno.

El Área de Salud y Prevención trabaja sobre cada caso de contagio confirmado de manera personalizada y coordina con los responsables Covid de los siete centros que conforman la UPO, así como con los responsables de Cedep y del Área de Formación Permanente, la activación de los protocolos de rastreo, prevención y seguimiento hasta que se produce la recuperación de la persona afectada.

Asimismo, y entre otras cuestiones relacionadas con la Covid-19, el Área de Salud y Prevención también se encarga de atender dudas y consultas de diversa índole sobre la nueva situación generada por el virus.

Brote en residencia de estudiantes

La Consejería de Salud y Familias contrastó el pasado 22 de octubre un nuevo brote de coronavirus Covid-19 en la residencia de estudiantes Rector Ramón Carande de Sevilla capital, con once casos confirmados de contagio.

Además, y según figura en el balance diario de dicho departamento respecto a la pandemia, la residencia Madre de Écija, que el pasado viernes contabilizaba 29 casos de contagio por Covid-19 divididos entre 19 residentes y diez trabajadores, así como un primer fallecimiento, ha sumado un caso de infección más entre el colectivo de empleados y ya registra 30 personas infectadas.

Igualmente, el parte recoge que el brote detectado en el centro de personas mayores Sagrados Corazones de Sevilla capital, dirigido por la Congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones. Además, este pasado lunes contabilizaba 14 casos de contagio incluyendo un fallecimiento.