Detienen a un joven por buscar sicario por Instagram

Ofrecía 90 euros de recompensa por «la cabeza del tipo»

Parece una historia entresacada de una película de gánster. Nicholas Robert Godfrey, un joven de 18 años que cursa el último año del Instituto de Secundaria Fivay, en Florida, ha sido acusado del intento en primer grado de solicitar un asesino para un trabajador de su escuela. Son noticias que jamás debieran producirse.

¿Cómo había pretendido urdir su plan? El joven había escrito a través de su cuenta de Instagram la solicitud, pidiendo una persona que pudiese «matar a alguien», y ofreció hasta 100 dólares, casi 90 euros, por «la cabeza de ese tipo». Aquí sí la muerte tenía un precio. Un precio de baratija. Un precio de toma y daca. Un precio sobre algo que jamás debe tener un precio.

A mayor abundamiento, quiso dejar por sentado que iba en serio. Además aseguró que no se trataba de una broma, y que quería alguien que lo hiciese de verdad lo antes posible. Cuantas antes. Casi en tiempo récord.

Ante estos mensajes, la policía detuvo a Godfrey, ya que aunque no tuviese intenciones reales de matar a nadie, tan solo el hecho de la amenaza es un delito grave, según confirmaron desde la Oficina del Sheriff de la ciudad. Afortunadamente todo se paró a tiempo.