Tamara Falcó se ha renovado y ahora vive más en los platós de televisión que tanto detestaba. Todo ello tras ser una de las famosas que ha pasado un confinamiento pasado por la tristeza tras la muerte de su padre, el marqués de Griñón, la hija de Isabel Preysler

En TVE colabora en un programa de cocina y en Antena Tres se ha convertido en colaboradora de El Hormiguero, con Pablo Motos; donde podemos ver la faceta más amable de la influencer.

Cuando murió su padre, Carlos Falcó, sus títulos quedaban en el aire. A las pocas semanas se supo que Tamara Falcó era la heredera del título de marquesa de Griñón. Por lo que la hija de Isabel Preysler se convertía, por todo lo alto, en lo que jamás hubiese imaginado.

Tiempo más tarde, la propia Tamara Falcó aseguró que hasta que no pidiese formalmente el título nadie la podría llamar marquesa. Ahora, según ha publicado la revista ¡HOLA! la hija de Isabel Preysler ya ha solicitado este título, por lo que ya queda muy poquito para que se formalice su título como marquesa de Griñón.

Estamos seguros de que Tamara Falcó va a hacer lo imposible para llevar con orgullo este título, sobre todo por la responsabilidad que siempre ha demostrado con sus compromisos laborales y por la trascendencia familiar que hay detrás de él.