Expertos que trabajan en el campo del desarrollo de vacunas tienden a creer que «no es probable» que una vacuna eficaz contra el COVID-19 esté disponible para el público en general «antes de otoño de 2021». En un artículo publicado en la revista ‘Journal of General Internal Medicine’, un equipo dirigido por la Universidad de McGill (Canadá) publicó los resultados de una reciente encuesta a 28 expertos que trabajan en vacunología.

La encuesta se llevó a cabo a finales de junio. La mayoría de los encuestados eran en su mayoría académicos canadienses o americanos con un promedio de 25 años de experiencia trabajando en el campo.

«Los expertos en nuestra encuesta ofrecieron pronósticos sobre el desarrollo de la vacuna que fueron generalmente menos optimistas que el plazo de principios de 2021 ofrecido por los funcionarios públicos de EEUU. En general, parecen creer que una vacuna disponible para el público el próximo verano es el mejor escenario posible, con la posibilidad de que pueda tardar hasta 2022″, explica el autor principal del documento, Jonathan Kimmelman.

Inicios falsos antes de que una vacuna efectiva

Muchos expertos también creen que puede haber algunos inicios falsos antes de que una vacuna efectiva esté disponible. «Los expertos que hemos encuestado creen que hay una probabilidad de 1 en 3 de que la vacuna reciba una etiqueta de advertencia de seguridad después de su aprobación, y una probabilidad de 4 en 10 de que el primer estudio de campo de gran tamaño no informe sobre su eficacia«, añade otro de los autores, Patrick Kane.

«Nuestro estudio encuentra que los expertos están en gran parte de acuerdo sobre el calendario para una vacuna contra el SARS-CoV-2. Aunque esto no coincide con muchas proyecciones demasiado optimistas del gobierno, refleja la creencia de que los investigadores están, de hecho, en un ritmo de desarrollo más rápido en comparación con las vacunas anteriores», concluye Stephen Broomell, profesor asociado de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Dietrich de la Universidad Carnegie Mellon.

La vacuna de Oxford llegará a «finales de 2021»

El investigador adjunto de la vacuna de Oxford Carlos Estévez ha afirmado que los resultados de ensayo clínico que avalen la seguridad y eficacia de la vacuna contra el Covid-19 no estarán hasta «finales de 2021».

«Ni antes había que tener un optimismo exacerbado y comunicar que la vacuna seguro la vamos a tener para diciembre; porque los resultados está previsto que los tengamos para finales del año que viene; ni tampoco me parece que esto sea un jarro de agua fría».

Así lo ha indicado Estévez en una entrevista con la cadena COPE recogida por Europa Press. Las declaraciones hacen referencia al efecto adverso que tuvo la vacuna de Oxford en un voluntario y que hizo pausar los ensayos, que ya se han retomado.

Según ha reconocido, «siempre es mejor que no haya efectos adversos en un estudio» pero ha defendido que «se ha procedido de manera muy adecuada y muy ordenada, siempre adhiriéndose a los protocolos internacionales».

Hay gente que se ha precipitado con la fecha 

Además, sobre los anuncios hechos en torno a que la vacuna llegaría a España a finales de este año, el investigador ha aclarado que una cosa es «que la vacuna esté manufacturada, producida» pues de hecho «ya se está produciendo y se espera que haya dosis disponibles a finales de año»; y otra cosa son los resultados de ensayo clínico que «avalen la eficacia y seguridad de esa vacuna a la hora de administrarla en la población».

«Creo que ha habido gente en distintos ámbitos que se ha precipitado un poco quizá a la hora de garantizar que se va a administrar la vacuna a finales de año cuando los resultados definitivos del estudio van a estar disponibles al menos en Reino Unido, a finales del verano del año que viene», ha insistido.

Por ello, ha hecho un llamamiento a los políticos para que sean «bastante cautos» aunque comprende la «presión social tremenda» que tienen. También ha asegurado que «no se ha comprometido en ningún momento la seguridad del fármaco».

Sobre la eficacia de la vacuna, Carlos Estévez ha precisado que «ningún fármaco tiene un 100% de eficacia» aunque ha puntualizado que para el caso de la vacuna del Covid-19 «sí se ha determinado que tiene que haber una eficacia aproximada de un 50%».