El Ayuntamiento del municipio malagueño de Torrox ha coordinado con los cinco centros escolares de Infantil y Primaria las medidas anti-COVID bajo el lema ‘Me gusta mi cole’, de cara a la vuelta de los colegios.

Entre ellas se encuentra el reparto de 2.000 mascarillas reutilizables enumeradas para evitar el intercambio entre los alumnos y la contratación de personal de refuerzo para la limpieza de los centros y de Protección Civil para regular la entrada y salida.

Así lo ha dado a conocer el alcalde del municipio, Óscar Medina, que ha agradecido «la magnífica» coordinación entre la comunidad educativa y la delegada de Educación, María Ángeles Ruiz, para que la vuelta a las aulas sea «lo más segura posible».

En este sentido, ha señalado que son medidas en las que se lleva trabajando desde el mes de julio. Igualmente manifiesta que «no son fruto de la improvisación, sino de un trabajo riguroso de los directores y las Ampas que el Ayuntamiento da cumplimiento afrontando los costes y coordinando su puesta en funcionamiento».

Las mascarillas más cómodas

Por su parte, Ruiz ha destacado el reparto de mascarillas. «Hemos pretendido que, dentro de lo molestas que puedan resultar, sean de mayor agrado para los alumnos dándole un toque más infantil con un mensaje en positivo», ha señalado.

En esta línea, el Ayuntamiento también ha destinado más de 3.000 euros para la adquisición de alfombras de desinfección. Tanto para las zonas exteriores como para las entradas a las aulas infantiles.

Se han dispuesto kits de limpieza y desinfección y se ha optado por, en lugar de ser plazas rotativas, mantener durante todo el curso al personal de conserjería de los colegios.

El objetivo es garantizar mejor el cumplimiento de los protocolos Covid, ha informado el regidor.

«No vamos a escatimar en gastos y aunque no sea competencia del Ayuntamiento, Torrox ha sido ejemplo desde el inicio de la crisis por sus medidas frente al Covid-19». «Y ahora vamos darlo todo para ofrecer las mejores garantías a los padres», ha concluido.