Agentes de la Policía Nacional disolvieron en la mañana del lunes 31 de agosto una fiesta denominada “Rave” que se estaba celebrando en la zona de “Las Beatillas”. Todo ello, después de recibir aviso del CIMACC- 091 informando que en la zona existía un gran grupo de personas concentradas.

En la zona no cumplían las medidas de seguridad sanitarias pertinentes y estaban consumiendo bebidas alcohólicas, levantándose 25 actas de denuncia.

A primera hora de la mañana del lunes tras recibir aviso acudieron agentes de policía nacional a la zona “Las Beatillas”, ubicado en el extrarradio de la localidad de el Puerto de Santa María donde se encontraban reunidas al menos 60 personas. Dichas personas se encontraban alrededor de sus vehículos con sus respectivos equipos de sonido con el volumen bastante elevado, celebrando una fiesta denominada “Rave”. Los jóvenes se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, al mismo tiempo que bailaban y presentaban claros síntomas de embriaguez.

Debido a la presencia de los agentes, parte de las personas concentradas en el lugar emprendieron la huida, logrando evadirse de la policía. Debido a la gran afluencia de público se solicitaron refuerzos, presentándose el resto de indicativos minutos más tarde.

Ninguna de las personas congregadas en la rave portaba mascarilla de uso obligatorio en el momento de la intervención, no respetando tampoco la distancia de seguridad interpersonal.

Los agentes personados en el  lugar procedieron a levantar un total de 25 actas de denuncia. Algunas de ellas fueron por consumo y tenencia de sustancias estupefacientes y otras por el incumplimiento del uso obligatorio de la mascarilla.