La delegada del Gobierno de la Junta en Cádiz ha presidido una reunión, junto al alcalde de La Barca de la Florida, Alejandro López, y el gerente del Hospital de Jerez y su área de gestión sanitaria, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, acompañado de su equipo, para poner en marcha actuaciones que fortalezcan la lucha frente al Covid-19 en esta Entidad Local Autónoma (ELA), tras el aumento de casos en las últimas semanas.

Tal y como ha explicado Ana Mestre, “se ha acordado reforzar el personal que presta servicio en el Centro de Salud de La Barca para optimizar la atención médica de sus vecinos, además de aquellos ciudadanos de las pedanías más cercanas que también recuren a este centro sanitario al encontrarse a una distancia de entre 3 y 6 kilómetros”.

Igualmente se tiene previsto reducir el tiempo de respuesta en el resultado de las pruebas PCR e incrementar el número de las que se vayan a realizar, debido a la implementación de un puesto autocovid en la propia ELA barqueña.

Ana Mestre ha resaltado que “con estas medidas, nuestra intención es, sin duda, la de reducir el número de contagiados en esta ELA que en las últimas semanas ha sufrido un incremento de contagios importantes motivados por varios brotes que ha originado un crecimiento de los casos”.

Con todo ello, la delegada ha pedido, también, a los vecinos de La Barca, así como a la de otras pedanías contiguas, “máxima precaución” y ha abogado por la “responsabilidad de todos para hacer frente al Covid-19 y comenzar a reducir los casos”.

Cierre temporal de los ambulatorios de pedanías cercanas

Por otro lado, Miguel Ortiz de Valdivielso también ha mantenido una reunión con los alcaldes pedáneos de La Barca, El Torno, Torrecera y San Isidro, además de la barriada rural José Antonio (Majarromaque), para trasladarle las medidas que el área de gestión sanitaria de Jerez ha tomado a la hora de hacer frente al Covid-19 en esta zona rural jerezana y entre las que se encuentra el cierre temporal de los consultorios de estas pedanías, para reagrupar a todo el personal en el Centro de Salud de la ELA barqueña y reforzar, así, la asistencia sanitaria.

Tal y como ha explicado Ortiz de Valdivieso, “la decisión se toma únicamente por criterios sanitarios de los propios responsables y de manera diaria se hará un seguimiento de la evolución de los contagios para ir tomando nuevas decisiones”.

Por último, el gerente ha agradecido la “predisposición de los alcaldes a las decisiones tomadas y su colaboración en trabajar por reducir el número de contagios en La Barca de la Florida en zonas colindantes”.