Guardias civiles heridos tras ser recibidos a tiros en Bornos cuando acudían a investigar una plantación de marihuana en el referido municipio de la provincia de Cádiz.

Los heridos han sido recibido a a tiros por los responsables de la plantación ilegal, según informa a través de las redes sociales la Asociación Unificada de Guardia Civiles, AUGC.

Los tres guardias civiles acudieron a una finca en las afueras de Bornos para observar una finca en la que se sospechaba que había una plantación de marihuana.

Pese a que llegaron al lugar vestidos de paisano en Bornos, los guardias civiles fueron pillados por los vigilantes de la plantación.

Rápidamente, los referidos vigilantes comenzaron a dispararles con escopetas. Los agentes respondieron a los disparos usando sus armas reglamentarias.

El tiroteo concluyó con un agente herido en el tobillo, y los otros dos heridos leves por rozaduras de plomo.

Según la AUGC, la operación sigue abierta y la Guardia Civil está realizando un amplio despegue para dar con los autores materiales de los disparos y proceder a su detención.

Al respecto, siempre según la AUGC, ya hay detenidos y se espera que se pueda tener más información sobre este suceso a lo largo de la mañana.

El dispositivo de vigilancia llevaba ya diferentes jornadas llevándose a cabo y se estaba tras la pista de los responsables de la misma.

El hecho, de extrema agresividad y gravedad, es un ejemplo más de los riesgos a los que se enfrentan los agentes, a diario, en este tipo de acciones.