Las personas que han tenido Coronavirus deben volver a hacerse el test PCR con hisopo cuatro o más semanas después de que los síntomas aparezcan por primera vez para minimizar el riesgo de infección, sugiere un gran estudio basado en la población en uno de los iniciales puntos calientes del Coronavirus en Italia, y publicado en la revista online ‘BMJ’.

Esto se debe a que el SARS-CoV-2, el virus responsable de la infección por Coronavirus, tarda un promedio de 30 días en eliminarse del cuerpo después del primer resultado positivo de la prueba y un promedio de 36 días después de que aparecen los primeros síntomas, muestran los hallazgos del estudio.

No se sabe lo contagiosa que puede ser una persona en fase de recuperación

Y aún no se sabe lo contagiosa que puede ser una persona en la fase de recuperación, advierten los investigadores en relación a los test por Coronavirus y la necesidad de repetirlo a las cuatro semanas.

Además, los hallazgos indican que la tasa de resultados falsos negativos en las pruebas, por lo que las personas se aseguran falsamente de que ya no tienen virus activos (que se están propagando) en sus cuerpos, es relativamente alta (1 de cada 5) en la convalecencia temprana, por lo que en riesgo de transmitir la infección sin saberlo.

Una evaluación precisa de cuánto tiempo le toma al cuerpo eliminar el SARS-CoV-2 es clave para frenar el riesgo de infección, un total de cuatro semanas desde el primer test.

Para explorar esto más a fondo, siguieron el progreso de 4.538 residentes de la provincia de Reggio Emilia, en la región italiana de Emilia-Romagna, todos los cuales dieron positivo al virus entre el 26 de febrero y el 22 de abril de este año.

Italia fue el primer país occidental gravemente afectado por Coronavirus. A mediados de abril de 2020, ocupaba el tercer lugar en el mundo por el número de casos y muertes relacionadas. Emilia-Romagna fue uno de los tres puntos calientes regionales de Coronavirus del país.

4.480 personas se incluyeron en el análisis preliminar

Debido a la falta de datos, se incluyeron 4.480 personas en el análisis preliminar. Un total de 1.259 lograron la eliminación viral, determinada por al menos una prueba de frotis negativa después de la prueba positiva inicial, y 428 murieron.

El tiempo promedio hasta la eliminación viral fue de 31 días desde la primera prueba de frotis positiva.

Luego, los investigadores observaron la velocidad de eliminación viral en 1.162 personas de las 4.480 originales para las que había pasado suficiente tiempo desde la primera prueba positiva (al menos 30 días).

Cada paciente superviviente se volvió a analizar un promedio de tres veces: alrededor de 15 días después del primer hisopo positivo, 14 días después del segundo y 9 días después del tercero.

Se detectó aclaramiento viral en 704 (60,5%) y se confirmó en poco menos del 79% de los analizados nuevamente después del primer hisopo negativo (436/554), lo que sugiere una tasa de 1 falso negativo de cada 5 resultados negativos de la prueba.

Tiempo de promedio de eliminación viral

El tiempo promedio de eliminación viral en este grupo fue de 30 días después del primer hisopo positivo y de 36 días después del inicio de los síntomas, pero tomó un poco más de tiempo dependiendo de la edad y la gravedad de la infección.

Con base en sus hallazgos, los investigadores sugieren que volver a realizar la prueba 14 días después de un hisopo positivo producirá, en la mayoría de los casos, el mismo resultado, y que todavía hay una tasa relativamente alta de resultados falsos negativos cuando se vuelve a realizar la prueba hasta 3 semanas después.