Real Betis y Real Oviedo han llegado a un acuerdo por la cesión del pivote catalán por una temporada. El jugador, que debutó esta pasada campaña con el primer equipo del Betis, jugará en Segunda División con el principal objetivo de seguir sumando minutos.

Edgar González, aterrizó en la primera plantilla bética de la mano de Rubi, quien le dio confianza y le hizo dueño del pivote durante algunos partidos de la primera vuelta. Ya durante la segunda vuelta, su participación bajó, pero fue pieza clave en el ascenso del Betis Deportivo a Segunda División B.

Esto le valió como pasaporte para la renovación con el club verdiblanco, que sigue teniendo la confianza en un futbolista que espera que siga creciendo y poder contar con el en un futuro no muy lejano.

Edgar ya ha sido presentado como nuevo jugador del Oviedo. En dicha presentación se le ha visto bastante ilusionado, haciendo referencia a la «ilusión, hambre y muchas ganas de aportar al proyecto».