La justicia ha castigado la denuncia falsa de Vanesa Gesto, mujer que buscaba arruinar la vida de su expareja acusándola de violencia de género falsamente.

Y así lo ha hecho constar la Audiencia Provincial de León. Sin atisbo de duda, la ha declarado culpable de los delitos de simulación de delito y de detenciones ilegales. Hay que destacar que la mujer acusó a su expareja de secuestro y de rociar con pegamento su vagina, con ánimo de dañarla físicamente.

Vanesa Gesto, según dicta la sentencia, ha sido condenada a diez años de prisión y a indemnizar con 25.000 euros a Iván Rico, su expareja. Se confirma así que simuló una agresión sexual al echarse pegamento en la vagina para después acusarlo.

En la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) se recoge la mayor parte de las peticiones de la fiscalía. La misma había solicitado una pena de once años y ocho meses de cárcel por la simulación de delito.

Hay que recordar que los hechos se remontan a octubre de 2016. La ya mujer condenada denunció haber sido secuestrada de su casa de Fabero. Señaló que su expareja y dos cómplices más la habrían maltratado y vejado. Luego la habrían abandonado semidesnuda en Bembibre. Una historia que hizo de primeras que se tratara el asunto como un caso de violencia de género, con la acusación popular dañando la imagen de Iván Rico.

¿Qué hubiera pasado si no confiesa que mintió?

Su expareja fue enviado a prisión. La Ley actual de Igualdad así lo recoge, sin pruebas fue enviado el hombre a prisión, siendo inocente. Fue puesto en libertad tras lograr el juzgado que la mujer reconociese la simulación del secuestro. Además, el cómplice de Vanesa confesó posteriormente que había ayudado a simular su secuestro. De esta forma fue liberado y ella fue detenida, y a día de hoy, cuatro años después condenada.

¿Qué hubiera pasado si no confiesa que simuló ser secuestrada y agredida? ¿Estaría aún Iván Rico en prisión sin pruebas? Son las preguntas que se realizan muchos en redes sociales tras conocer la sentencia.