La renovación integral de las redes de saneamiento de Icovesa, en marcha

El Gobierno Local ha aprobado la primera fase del proyecto

La Junta de Gobierno Local ha aprobado una primera fase del proyecto de renovación integral de las redes de abastecimiento y saneamiento de la barriada de Icovesa, que acometerá Aquajerez, dentro del Plan anual de Inversiones. El proyecto completo consta de dos fases y cuenta  con un presupuesto total de 1,9 millones de euros; la inversión contenida en esta primera fase se eleva a 1,6 millones de euros.

Esta actuación, que fue presentada recientemente a los vecinos en una visita a la barriada del teniente de alcaldesa Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz, tiene como objetivo llevar a cabo las obras necesarias para renovar las conducciones existentes, que se encuentran obsoletas. “Las redes datan de los años sesenta y en la mayoría de los casos se encuentran en mal estado, y requieren por tanto de una intervención integral para ofrecer un servicio correcto, eficiente y de calidad a los vecinos”, en palabras de Díaz.

Asimismo, esta actuación se justifica también por las continuas intervenciones de reparación y limpieza de los materiales existentes en las conducciones en esta barriada, así como al hecho de que los diámetros de la red de abastecimiento son algo justos para las demandas actuales,  y a que esta red está hecha de fibrocemento, un material en desuso y susceptible a roturas provocadas por diversas causas, como cambios bruscos de presión, movimientos del terreno. A su vez, estas conducciones también presentan algunas deficiencias con respecto a la localización de acometidas, materiales o registros.

Por todo ello,  José Antonio Díaz, considera “primordial” la ejecución de este proyecto y por tanto se ha incluido dentro del capítulo de inversiones que está realizando Aquajerez en distintas barriadas o puntos de la ciudad, que presentan una problemática similar, como es el caso de La Alegría o La Plata.

Las obras previstas se ejecutarán en distintas arterías de la barriada, como son las avenidas del Amontillado y Soleá, las calles Bulería, Mosto y Oloroso y la avenida de San Juan Bosco. Al tratarse de calles con un volumen de tránsito muy elevado, “las obras se llevarán a cabo en dos fases, para tratar de reducir al máximo  las molestias tanto a los vecinos como a los vehículos que circulen por las calles y avenidas, explica José Antonio Díaz