Realizan test a un grupo de policías tras el positivo de un inmigrante llegado en patera

De las 14 personas inmigrantes, se derivó un positivo, tras lo que un grupo de policías que estuvo en contacto con ellas ha sido sometidos a los pertinentes controles

Un grupo de agentes de Policía Nacional que estuvo en contacto con las 14 personas de origen argelino, entre ellos un menor de corta edad, trasladadas por Salvamento Marítimo a Motril (Granada) el pasado miércoles 29 de julio tras arribar a la isla de Alborán en patera, ha sido sometido a pruebas para la detección de coronavirus tras el positivo de uno de estos inmigrantes, según datos facilitados a Europa Press por el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Estos inmigrantes habían alcanzado en patera la isla de Alborán tras llevar varios días navegando a la deriva. Eran once hombres, dos mujeres y un menor.

Todos ellos llegaron al Puerto de Motril en torno a las 20,00 horas y allí recibieron una primera asistencia sanitaria y humanitaria de los voluntarios de Cruz Roja.

La dureza de la travesía después de varios días navegando sin rumbo propició que todos ellos tuvieran que ser atendidos por deshidratación, especialmente el bebé, que fue trasladado hasta el Hospital de Motril.

De las pruebas del Covid-19 que se les practicó, se derivó un positivo, según los datos que tiene el SUP, tras lo que un grupo de policías que estuvo en contacto con ellos en tareas de identificación ha sido sometidos a los pertinentes controles, sin que conste ningún contagio.

El portavoz del SUP en Granada, César Calín, ha indicado a Europa Press que es necesario que se articule desde el ámbito estatal un protocolo para la cuarentena de estas personas, cuya llegada ha vuelto a aumentar con el verano.

Calín ha pedido este protocolo al Gobierno al ser un «problema que trasciende la capacidad» de las comunidades autónomas, y habida cuenta de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no cuentan con efectivos suficientes para su custodia, una vez que cumplen con las tareas correspondientes de rescate e identificación.

Precisamente este pasado sábado, efectivos de la Guardia Civil interceptaron a tres inmigrantes de origen marroquí, mayores de edad y en buen estado de salud, en una moto acuática cuando arribaban a la playa Iguazú de la localidad granadina de Albuñol.

Inmigrantes fugados

Asimismo, siete inmigrantes que llegaron la semana anterior en patera a Almería y que fueron trasladados en la noche del martes 21 a Granada para que pasaran la cuarentena se dieron la fuga, tras dar uno de ellos también positivo en coronavirus.

Los inmigrantes fueron trasladados en torno a las 23,00 horas del martes hasta Granada y los llevaron a Víznar (Granada), donde la Junta tiene un albergue que ha servido en ocasiones para acoger a menores inmigrantes no acompañados, según relataron a Europa Press fuentes del Gobierno andaluz.

En el transcurso de tiempo en el que se analizaba si estas instalaciones estaban operativas para acoger a estas personas, dada la «escasa anticipación» con la que según la Junta se avisó de su llegada, uno de los inmigrantes se dio a la fuga.

Tras las gestiones realizadas de madrugada con el Ayuntamiento de Granada, los otros seis fueron trasladados al pabellón municipal Paquillo Fernández, donde han pasado la noche custodiados por la Policía Autonómica. En la mañana del pasado miércoles se les ofrecio el desayuno. Posteriormente se escaparon forzando una puerta.

El Gobierno ha determinado que es la autoridad sanitaria autonómica la competente a la hora de dar solución habitacional a los inmigrantes que tienen que guardar cuarentena, pero desde la Junta, que también realiza las pruebas de coronavirus, mantienen que sus medios para dar alojamiento a estas personas son limitados y han reclamado colaboración a la Subdelegación del Gobierno.

Así, la Junta ha solicitado formalmente al Ejecutivo central que habilite una instalación en el Puerto de Motril (Granada) para acoger a estas personas, al estilo de las tiendas de campaña que instaló en su día la Unidad Militar de Emergencias (UME), de modo que también se eviten desplazamientos y la posibilidad de contagio.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno consultadas por Europa Press este lunes han asegurado que se realizará una reunión para abordar este asunto para la cual aún no hay fecha.