Jesulín, a hombros en Tudela

Actuaciones de Ginés Marín, Jesulín de Ubrique y Cristóbal Reyes; toros en las calles de Grazalema y reconocimiento a Paco Ojeda

El 2 de agosto el torero jerezano-oliventino Ginés Marín se presentó en Azpeitia (Guipúzcoa), para lidiar toros gaditanos de Salvador Gavira, bien presentados pero sin fuerzas. En su primero, bueno, pudo mostrar el buen momento que atraviesa y cuajó una faena despaciosa, de buen gusto, ligazón y temple por ambos pitones, pasándoselo muy cerca; tras las bernadinas finales, mató de pinchazo y estocada y cortó una oreja.

En su segundo, que fue a menos, cumplió en una labor bien intencionada, con detalles pero que no pasó a mayores, y no anduvo afortunado con la espada; quedó en silencio. Sus compañeros de tarde fueron Curro Díaz, que ganó ovación y oreja, y Ángel Téllez, que tuvo ovación y ovación.

El 27 de julio el matador Jesulín de Ubrique actuó en Tudela (Navarra), ante toros de La Palmosilla, bien presentados pero en general con poco juego. En su primero, bueno, cortó una oreja. En su segundo, noble, realizó una faena de tesón y cortó una oreja. Hizo el paseíllo junto a El Cid, que cerró con silencio y dos orejas, y Cayetano, que tuvo oreja y ovación. Jesulín y El Cid salieron a hombros.

Bajamos al nivel de la novillería.  El 25 de julio el novillero con caballos jerezano Cristóbal Reyes se presentó en Las Ventas (Madrid), en novillada nocturna, ante utreros de José Manuel Sánchez y de Castillejo de Huebra, bien presentados y nobles. En su primero, ofensivo y exigente, recibió a porta gayola y luego pareó, arriesgando en el tercero; durante la faena el bicho se volvió incierto y le propinó un fuerte volteretón (con puntazo en zona perineal), pese a lo cual volvió a la cara con mucho mérito; la estocada quedó baja y hubo silencio, pasando a la enfermería.

En su segundo, serio y de buena condición, con el capote fue ganando terreno hasta los medios para cerrar con media de rodillas y revolera; en la faena, con la montera puesta, no consiguió acoplarse, estuvo aseado y terminó buscando las cercanías; tras estocada y descabello, hubo otro silencio. Compartió cartel con Cristian Pérez, que quedó en silencio y silencio, y Dorian Canton, que tuvo silencio y ovación.

El 28 de julio el mismo Cristóbal Reyes viajó a Orthez (Francia) para lidiar, en festejo matinal, novillos de Pablo Mayoral, bien presentados pero sin fuelle. En su primero recibió con ganas y remató con cuatro medias en los medios; se lució con los garapullos; tuvo que practicar un toreo a la antigua y estuvo digno aunque no había trasmisión; falló con los aceros y quedó en silencio. A su segundo lo recibió con verónicas de rodillas; con la muleta dio distancia pero no había condiciones en el bicho; otra vez fallaron los aceros y también quedó en silencio. Su compañero de cartel fue Manuel Diosleguarde, que cerró con silencio y silencio. 

En el escalón de los sin caballos, el 25 de julio el alumno Solalito, de la Escuela Taurina de Campo de Gibraltar, participó en Sevilla en la Final de las novilladas de promoción, con tres cuartos de entrada, ante erales de Jandilla, correctos de presentación y de juego variado. En su primero, corretón, dejó entrever buenas maneras con el capote y banderilleó sin mucha fortuna; con la muleta trató de ahormar al animal sin poder remontar la faena, tras las bernadinas, no acertó con la espada y tuvo silencio. En su segundo anduvo un poco apresurado, sacó algo por la derecha pero no exprimió al novillo, entreteniéndose con circulares y rodillazos; quedó en silencio. Hizo el paseíllo con Uceda Vargas, que logró ovación y vuelta, y González-Écija, que ganó vuelta y oreja. Se declaró triunfador a González-Écija.

Hablemos de tauromaquia popular. En Grazalema, con motivo de sus Fiestas del Carmen, se celebró el tradicional Toro de Cuerda. Al efecto, se soltaron tres reses (de las ganaderías de Martín Lorca, Rocío de la Cámara y José Luis Osborne) que recorrieron las calles respectivamente a la una del mediodía, a las siete de la tarde y las nueve de la noche.

El alcalde grazalemeño, Carlos García, ha hecho un balance muy positivo del fin de semana, con altísimo número de visitantes y ausencia de sucesos. La celebración de esta fiesta muestran el alto grado de compromiso de los naturales, residan o no en la localidad, con sus costumbres, decorando sus fachadas y abriendo sus puertas a una celebración que perdura gracias al arraigo entre su gente.

La peña ‘Lunes del Toro de Cuerda’ es la principal implicada en la suelta de las reses y ha destacado el dispositivo de seguridad que se pone en marcha. Grazalema será la sede oficial del Congreso de la Federación Nacional del Toro de Cuerda a celebrar en 2021. Ya fue sede en 2011, por lo que la localidad cuenta experiencia para albergar un evento de estas características. Por otro lado, en la pedanía de Benamahoma, con motivo de las fiestas de Moros y Cristianos, se sueltan vaquillas por las calles. El 3 y el 4 de agosto, a las siete de la tarde hay encierro infantil y vaquilla infantil y a las siete y media, suelta de vaquillas. El día 5 hay, por la tarde, festejo taurino y charlotada, con premio al mejor disfraz y al mejor revolcón.

En cuanto a los ecos de sociedad, el 26 de julio se celebró en la portuense Peña Museo Taurino José Luis Galloso un homenaje a Paco Ojeda por sus cuarenta años de alternativa, recibida en El Puerto de Santa María de manos de El Viti, con Galloso de testigo, frente toros de Núñez. El diestro sanluqueño, en charla con Jerónimo Roldán, repasó anécdotas y momentos de su carrera.

Hubo ilustración con vídeo sobre algunas actuaciones en Madrid, Sevilla, Valencia y otras plazas, incluso en Ronda como rejoneador. Galloso y Ojeda también protagonizaron un diálogo sobre sus actuaciones conjuntas. Previamente a la charla, el presidente José Muñoz Barrero había tomado la palabra para criticar la situación taurina que atraviesa la Plaza Real. Se cerró el acto con la intervención de Álvaro González, concejal de Plaza de Toros, el cual refirió las vicisitudes a las que el gobierno municipal tiene que enfrentarse para que haya temporada taurina.

Terminamos. Los carteles de la temporada taurina 2019 de El Puerto de Santa María han sufrido cambios respecto a lo anunciado ya en este mismo medio.

Definitivamente son los siguientes: 10 de agosto, toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, Morante de la Puebla y José María Manzanares; 17 de agosto, toros de Fermín Bohórquez para los rejoneadores Sergio Galán, Diego Ventura y Andrés Romero; 23 de agosto, toros de Garcigrande para El Juli, Manzanares y Pablo Aguado; 7 de septiembre, novillos de Hermanos Lavi para las futuras promesas de la provincia de Cádiz.