Recta final para que la provincia de Córdoba tenga nuevo hospital

La intención es que el inmueble de la Campiña Sur pueda atender a personas mayores

El Hospital Virgen de las Viñas de Montilla, cerrado durante dos décadas, volverá a abrir sus puertas. Al menos, de manera temporal. Y es que la Junta ha iniciado las gestiones para abrir el complejo sanitario ante un hipotético pico de coronavirus que sature la red sanitaria del Sur de Córdoba.

Los municipios de la campiña, de hecho, registran algunos de los focos más activos del virus SARS-Cov-2 en la provincia, con una treintena de afectados solo en Montilla y una cadena de contagios muy localizada en el hogar San Rafael.

Con vistas a poner en marcha el Virgen de las Viñas, propiedad de la empresa José Manuel Pascual Pascual, los operarios han procedido en la mañana de este jueves al traslado de material que se encontraba hasta ahora en el Hospital Blanca Paloma de Huelva, del mismo dueño y también clausurado.

Se trata, según las fuentes consultadas, de aprovechar material que se encontraba en desuso. El Blanca Paloma se encuentra  actualmente cerrado y, aunque se planteó la posibilidad de su apertura ante la emergencia sanitaria, ésta quedó descartada por la reforma necesaria para ello.

Por este motivo, la empresa ha decidido movilizar el material útil dentro del centro para su uso en otros lugares donde la situación es grave, como es el caso de Córdoba. El material permitirá dotar al centro cordobés de 50 camas destinadas a personas mayores, según han concretado las fuentes consultadas. Y es que las residencias y los hogares de ancianos está viviendo algunas de las situaciones más críticas de toda la crisis sanitaria.

Advertisement

Hace diez días, el alcalde montillano, Rafael Llamas (PSOE), remitió un escrito al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre,  en el que solicitaba que se estableciera de manera urgente los mecanismos para que las instalaciones hospitalarias que dispone la empresa José Manuel Pascual Pascual en el municipio, que en su momento estuvieron prestando asistencia sanitaria a ciudadanos de la comarca, «puedan ser utilizadas bien para asistencia sanitaria, confinamiento o aislamiento de posibles nuevos positivos».

El regidor ha confirmado este jueves que en el hospital, situado en la orilla de la N-331, frente a la cooperativa La Aurora, vuelve a haber movimiento de operarios, aunque ha explicado que no ha recibido ninguna comunicación oficial sobre los planes concretos de la Junta de Andalucía para este centro.

El edificio, envuelto en la polémica desde su construcción, pertenece a Hospitales Pascual, una empresa privada española de servicios de salud con gran implantación en Andalucía. José Manuel Pascual Pascual SA, fundada por el doctor José Manuel Pascual Pascual en 1947, cuenta con siete hospitales en las provincias de Cádiz, Málaga y Huelva y, en 2018, disponía de 1.300 camas hospitalarias en 80.000 metros cuadrados.

En mayo de 1999, la empresa abrió el Hospital Virgen de las Viñas en Montilla y ofreció servicios gratuitos a la población durante un año, pero cerró en 2000 ante la negativa de la Junta de Andalucía a concertar sus servicios. Acto seguido, entre grandes movilizaciones y en un clima de contestación social, la Administración autonómica inició la construcción del actual hospital comarcal, que presta servicio a toda la comarca.