El curso escolar finalizará en Andalucía en junio

La Consejería está preparando instrucciones y medidas para afrontar un periodo de teletrabajo mayor de lo previsto en un principio

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha subrayado que el curso terminará el 30 de junio y las actividades lectivas finalizarán en el día de junio que cada provincia tenía fijado en su calendario.

Además, ha avanzando que se está estudiando una flexibilización del calendario para el alumnado de 2º de Bachillerato, que terminaba el periodo ordinario de clases el 31 de mayo, para que pueda llegar lo mejor preparado posible a la conocida como Selectividad.

Javier Imbroda también ha informado de que diversos procesos administrativos tendrán que continuar y realizarse en el mes de julio, debido a la interrupción de plazos provocada por el estado de alarma como la escolarización en las etapas de segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato, en el 0-3 o las de Enseñanzas de Régimen Especial.

«Esto va a conllevar un retraso en los procesos de planificación que va a hacer que el mes de julio sea un mes de trabajo intenso para la Administración para poder iniciar el curso próximo en septiembre con normalidad», ha aclarado.

Por otra parte Javier Imbroda ha explicado que la Consejería está preparando instrucciones y medidas para afrontar un periodo de teletrabajo mayor de lo previsto en un principio.

Por lo tanto, ha destacado que en caso necesario está previsto cómo abordar asuntos como la evaluación de los directores y funcionarios en prácticas, los procesos de selección de directores y directoras que estaban en marcha o las pruebas libres.

En este sentido, ha recordado que esta misma semana van a salir nuevas instrucciones para abordar los procesos de enseñanza-aprendizaje a distancia durante un periodo más prolongado, si finalmente se produce.

Sobre el deporte, Imbroda ha declarado que esta crisis del Covid-19 no ha paralizado la convocatoria de subvenciones a las federaciones deportivas para que puedan continuar con su labor.

También se ha solicitado al Gobierno de España, único competente, que se considere actividad laboral el entrenamiento de los deportistas de alto nivel, de manera que puedan seguir con sus entrenamientos, de forma individual y con las medidas de protección de la salud necesarias, una vez se termine la restricción de movimiento exclusivamente a servicios esenciales.