La Junta apuesta por mejorar la calidad del aire

Han informado que se elaboraran 13 planes de mejora de la calidad del aire, para lo que se destinarán más de 2,25 millones de euros

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha trasladado al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía un informe sobre la situación de la calidad del aire en la región y los trabajos realizados para sacar a licitación la elaboración de 13 planes de mejora de la calidad del aire, para lo que se destina más de 2,25 millones de euros.

El objetivo principal es que éstos sean una herramienta para establecer las medidas necesarias para garantizar la calidad del aire y hacerlo de manera coordinada con las administraciones competentes y los agentes implicados, como reseña en una nota de prensa la Junta.

Estos planes de mejora de la calidad del aire parten de un diagnóstico detallado de la situación, tanto desde el punto de vista de las concentraciones medidas como de las posibles causas que dan lugar a las mismas. Estas causas están directamente relacionadas con emisiones a la atmósfera por el tráfico o por la industria o de otro origen productor de contaminantes atmosféricos.

En Andalucía, esta contaminación se asocia principalmente a elevados niveles de partículas, óxidos de nitrógeno y ozono, lo que provoca una situación similar a la de otros países europeos del entorno mediterráneo, si bien en la región andaluza la situación se agrava por las circunstancias climatológicas que determinan una alta insolación, estabilidad atmosférica o bajas precipitaciones.

La Junta destaca que actualmente centra «buena parte de sus esfuerzos» en impulsar, modernizar y actualizar el desarrollo de instrumentos de planificación relativos a las redes de observación, prevención de riesgos y análisis sectorial de adaptación al cambio climático en Andalucía, y en este sentido trabaja en la tramitación de una Estrategia andaluza de calidad del aire.

Todos estos elementos son los que deben fundamentar los 13 planes que se van a redactar y para ello se han determinado otras tantas zonas, que son la Bahía de Cádiz, Córdoba, Granada y área metropolitana, Málaga y Costa del Sol, Sevilla y área metropolitana, núcleos de 50.000 a 250.000 habitantes, zonas industriales de Algeciras (Cádiz), Bailén (Jaén), Carboneras (Almería), Huelva y Puente Nuevo (Huelva), las zonas rurales y Villanueva del Arzobispo (Jaén).

La Junta acometerá también la redacción de los planes de acción a corto plazo para zonas en las que, en función del origen de las principales emisiones contaminantes, exista riesgo de superación de los valores límite de calidad de aire. Este es el caso de Córdoba, Granada y su área metropolitana, Málaga y la Costa del Sol, Sevilla y su área metropolitana, la zona industrial de la Bahía de Algeciras y la zona industrial de Huelva.

«Todos estos planes redundarán en beneficio de la población andaluza en su conjunto, conforme a los planteamientos de la referida Estrategia andaluza de calidad del aire», ahonda el Gobierno autonómico, que puntualiza que entre sus objetivos se encuentra no superar los valores límite ni los de protección de la salud en el caso del ozono, así como acercar los estándares de calidad del aire a los valores establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Consejería de Agricultura cuenta con un sistema integral de evaluación, seguimiento y análisis de la contaminación atmosférica en Andalucía. La Red de vigilancia y control de la calidad del aire está integrada por un conjunto de estaciones distribuidas por toda la región, así como por unidades móviles, un laboratorio de referencia de calidad ambiental (larca) y los distintos captadores difusivos.

Como complemento a esta red, la Consejería cuenta también con otra de vigilancia y control de emisiones desde donde se siguen los principales focos contaminantes de las industrias.