Fingen ser pareja para regularizar la residencia de un extranjero

Cuatro personas han sido detenidas en Puerto Real y Estepona tras intentar llevar a cabo la estafa

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Puerto Real (Cádiz) y en Estepona (Málaga) a cuatro personas como presuntos autores de un delito de falsedad documental.

Los detenidos se habían concertado para facilitar la inscripción de pareja de hecho para obtener el permiso de residencia en España de un ciudadano Serbio con la finalidad de conseguir con el tiempo el permiso de residencia permanente y beneficiarse de la residencia comunitaria en la Unión Europa.

La investigación se inició a raíz de la información facilitada por la Oficina de Extranjería de la Subdelegación de Gobierno en Cádiz sobre una posible pareja de hecho fraudulenta, formada por una mujer española, de origen marroquí y un ciudadano de Serbia, que puede estar intentando burlar los resortes administrativos necesarios para regularizar al ciudadano extranjero.

Los agentes comprobaron que el ciudadano serbio se encontraba en España como turista y través de diferentes vías de obtuvieron datos que dieron lugar a al inicio de una investigación para esclarecer lo hechos.

Los investigadores descubrieron que la supuesta pareja se desplaza de la zona de la Costa del Sol a la provincia de Cádiz, para acometer aquí los mencionados trámites de regularización.

Así mismo se verificó que toda la documentación aportada era falsa en cuanto a su contenido y sobre la realidad que relatan, vivienda habitual, relación laboral y relación sentimental.

Fruto de las gestiones realizadas se descubrió que el ciudadano serbio está relacionado con un empresario, afincado en la costa noroeste de la Bahía de Cádiz, el cual estaba muy interesado en que este extranjero permanezca en España de forma legal, por lo que ofreció la logística necesaria para engañar a diferentes administraciones públicas.

Para la formalización de estos actos irregulares contrataron los servicios de un conocido abogado, interlocutor jurídico que utilizó su despacho laboral al servicio de la materialización de estas falsedades.

Así pues, se demostró que la mujer no era la pareja real del ciudadano extranjero, siendo su emparejamiento y otros actos realizados meros instrumentos, con el único fin de conseguir que ese ciudadano serbio permaneciese en España.

Por todo ello tanto la pareja, como el letrado y el empresario fueron detenidos como presuntos autores de un delito de falsedad documental orientadas a la regularización en España de un ciudadano extranjero.

De no haber detectado e impedido estos hechos, el ciudadano extranjero hubiera obtenido una Autorización de Residencia en España válida por cinco años, y tras residir durante tres años continuados en España pasaría a convertirse en residente permanente, es decir, el ciudadano serbio se hubiera convertido en beneficiario del Derecho Comunitario definitivamente y en toda su extensión.

La investigación ha sido realizada por la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedades (UCRIF), de la Brigada de Extranjería y Fronteras perteneciente a la Comisaría de El Puerto Santa María-Puerto Real.