El Obispado de Almería mantiene los actos de besapiés

«No se ha hecho ninguna recomendación», han indicado desde el Obispado frente a la decisión adoptada en otras Diócesis como la de Málaga

El Obispado de Almería ha asegurado que los actos de besapiés como los previstos para el próximo viernes del Señor Cautivo de Medinaceli en la Catedral se mantienen, si bien no se ha descartado que se puedan adoptar «algún tipo de medida más prudente» ante la amenaza del nuevo coronavirus.

«Seguimos con lo previsto hasta que las autoridades sanitarias digan a toda la sociedad que tenemos que hacer otra cosa», han indicado a Europa Press fuentes del Obispado almeriense, donde han optado por seguir las indicaciones que se ofrecen desde el Ministerio de Sanidad para evitar cualquier tipo de «alarmismo».

En este sentido, han indicado que, por el momento, no se ha suspendido ningún tipo de acto ni se han tomado medidas adicionales, aunque han hecho un llamamiento a la prudencia a la espera de que cada hermandad o cofradía adopte también sus propias decisiones, toda vez que han considerado que los besamanos pueden hacerse aunque «los labios no toquen la imagen».

Asimismo, han asegurado que desde la Diócesis no han efectuado sugerencias o consejos a las parroquias sobre sus procedimientos, aunque han reconocido que algunos sacerdotes han decidido de bajo su propio criterio retirar el agua de las pilas bautismales.

«No se ha hecho ninguna recomendación», han indicado desde el Obispado frente a la decisión adoptada en otras Diócesis como la de Málaga, donde se ha pedido a los párrocos que se vacíen las pilas de agua bendita de los templos, y que en las celebraciones eucarísticas se distribuya la comunión solo en la mano, no en la boca, además de evitar el contacto físico en el momento de la paz.