El Granada solo piensa en la remontada

Hasta en ocho ocasiones el Granada CF ha remontado un 1-0 en una eliminatoria de ida y vuelta a lo largo de su historia

El objetivo es claro: remontar el 1-0 de la ida. En el Granada ya saben lo que es traerse de la ida de una eliminatoria un resultado adverso por la mínima, y tener que darle la vuelta en casa.

La última vez es de grato recuerdo, en la promoción de ascenso en 2011. El héroe aquel día fue el guardameta Roberto.

16 veces en su historia se enfrentó el Granada a una situación similar a la del próximo jueves ante el Athletic de Bilbao. Cayó en la ida por 1-0, en eliminatoria a doble partido. Remontó excactamente en la mitad de ellas. 

En Copa lo hizo contra el Nástic, Langreo, Real Unión, Ceuta y Estepona. Remontó también contra la Balona y el Guadalajara en sendas promociones de ascenso a 2ª B.

Y la más recordada, en 2011. Promoción de ascenso a Primera. Tras caer en Balaídos por 1-0 contra el Celta, igualó con gol de Orellana en la vuelta. Roberto se convirtió en el gran héroe rojiblanco aquella noche de junio: lanzó y marcó su penalti, y paró el posterior de Catalá.

Para su única final el Granada pasó un trámite similar, aunque con las variantes cambiadas. Ganó en la ida en Los Cármenes 1-0 al Valencia, perdió en Mestalla por idéantico resultado, y resolvió un partido de desempate ganado 3-1 por el equipo que entrenaba el argentino Scopelli.