Niño saharaui llega ciego a Granada y se vuelve viendo a casa

El pequeño, de 8 años, ha recuperado el 80% de visión tras una cirugía de cataratas realizada en la provincia granadina

Ver para creer y nunca mejor dicho.  Gracias al programa «Vacaciones en paz» y a la sanidad pública andaluza, un niño de ocho años ha recobrado el 80% de visión.

El es Mustafá, nacido en el Sahara. Hace seis meses llegó a Granada, era ciego y nadie espera que pudiera tener remedio. Sin embargo, un milagro se ha dado.

Cuando llegó a Granada, nadie esperaba que su ceguera pudiera tener remedio. Sin embargo, una cirugía de cataratas le ha devuelto un 80% de visión, y ahora Mustafá descubre el mundo a través de sus ojos.

En principio era un niño más de los que trae a Andalucía la asociación «Vacaciones en paz», con la única particularidad de que estaba prácticamente ciego; apenas distinguía bultos sin color.

«Visualmente era una situación mala. Él solía ver bultos. No sabía ni diferenciar los colores», asegura una médica.  Pero una vez en la consulta de oftalmología, el diagnóstico reveló que podía ser operado con una gran probabilidad de éxito.

Y así ha sido: como muestran los compañeros Andalucía Directo, Mustafá es ahora un niño feliz porque todo es nuevo para él. Ya se encuentra de vuelta en el Sahara, viendo por primera vez los rostros de su familia y el mundo que le rodea.

Todos los que han convivido con él se han encariñado con el niño y están deseando que vuelva a Loja lo antes posible.