El Granada CF ha firmado otro puntazo para la causa frente a un Levante UD al que tuvo que hacer frente con 10 jugadores durante una hora y cuarto de partido. Machis adelantó a los rojiblancos al poco del inicio. Vezo firmó la igualada. Ambos, en el primer tiempo.

El conjunto granadino encontró ventaja pronto gracias a Darwin Machis (min. 8), que sacó de su arsenal otro disparo teledirigido cosecha de Tucupita para poner el 1-0. La rúbrica a un gran inicio de los locales.

La intervención del VAR mermó al Granada. Donde el árbitro apreció amarilla por una falta de Gonalons a Rochina, el vídeo agravó la sanción. Con un hombre menos y la ventaja en el marcador, el equipo se vio obligado a resguardarse ante un Levante que comenzó a crecer.

Llovieron centros por ambos costados, bien resueltos siempre por la zaga y por Rui Silva. Sin embargo, en una acción de córner halló el empate Vezo (min. 34) con un remate de cabeza picado que no pudo repeler el guardameta luso.

Allí donde faltó un jugador apareció el compañerismo. Donde quizás no llegaron las fuerzas se suplieron con la fe inquebrantable que derrocha este equipo. Apenas menguó la producción ofensiva del Granada, al que no se le apreció la inferioridad numérica en el segundo acto hasta los últimos minutos, en el añadido.

Ahí, a pesar de la acumulación de esfuerzos de estas semanas, surgió de nuevo el espíritu de sacrificio del grupo, hasta el último segundo, hasta la última estirada abajo de Vallejo dentro del área para desviar el remate de Bardhi con el que acabó el encuentro.