¿Cuál es el sueldo de por vida que va a recibir Pedro Sánchez?

Dure lo que dure de presidente en Moncloa, se llegue o no se llegue a acuerdos, el líder socialista ya ha ganado un «sueldazo» de por vida

La ambición de Pedro Sánchez ha devastado todas las predicciones políticas. La reconstrucción o la resurrección del ave Fénix ha pulverizado los (acumulados) contratiempos que, facundamente, le salieron al paso. Se le achaca al nuevo presidente del Gobierno su desmedido interés personal, por encima de ideologías políticas y de un alto sentido de partido…

Y no falta razón a ojos vista. El reto íntimo de Pedro Sánchez deviene de una cuestión netamente personalista. Una necesidad presuntamente vital. Necesidad vital que ha pasado ahora a un logro vitalicio. Porque se ha garantizado, desde el instante de su toma de posesión, un futuro económico solvente y del todo saludable para la economía familiar.

¿Cuál será/es su sueldo vitalicio por el mero hecho de ser -de haber sido- presidente del Gobierno? La cifra es harto deseable para cualquier ciudadano de a pie. Serán 80.000 euros anuales los que cobre Sánchez de manera ya vitalicia. Dure cuanto dure en la Moncloa. Logre los éxitos que logre. Acumule los fracasos que acumule. Gane las elecciones o dimita antes que después…

A todos los ex-presidentes les corresponde un sueldo de por vida que en estos momentos es exactamente de 79.336 euros brutos al año, incluso más elevado que el sueldo de presidente, que se sitúa en los 78.185 euros.

Sin embargo, no es este el único beneficio que tienen los expresidentes de España. Para ellos se establece también que tienen derecho a tener un asistente personal y un secretario, además de una dotación para gastos de oficina, entre otras cosas.

Además tienen la opción a ingresar 100.000 euros más al año. Todos los ex-presidentes tienen un lugar reservado de por vida, que pueden aceptar o no, en el Consejo de Estado, el supremo órgano consultivo del Gobierno de España. Ocupar ese lugar supone un salario bruto anual de 100.000 euros, aunque para ello deben renunciar al cobro de los 80.000 euros, al menos de forma temporal.

Felipe González y José María Aznar renunciaron a formar parte de este consejo, sin embargo, Zapatero lo aceptó, aunque más tarde abandonó el puesto para trabajar en una fundación alemana. Es incompatible cobrar este concepto y un sueldo de otro organismo, sea público, ONG, o en la empresa privada. Sin embargo si pueden compaginar cualquier actividad y seguir cobrando su sueldo vitalicio de 80.000 euros, pero es algo que no puede hacerse sí se elige ser miembro del Consejo de Estado.

En cualquiera de los casos, si los votantes lo quitan de un plumazo de la Moncloa, ha ganado ya de por vida. Ha ganado un sueldo muy jugoso, mes a mes. La jugada perfecta y la táctica redonda.

La sonrisa del presidente también es interior. Es imperecedera. Es a corto y a la largo plazo. Es más interesada que interesante. Ya dijo Voltaire que la política mayor consiste en ser virtuoso.