La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, Rocío Blanco, ha reconocido que las previsiones en cuanto a la tasa de paro en Andalucía «no son nada halagüeñas», pudiendo llegar a finales del ejercicio en torno al 30 por ciento.

Estas cifras, ha afirmado, son datos «atípicos» que corresponden a un año «atípico», pero que «siguen sin reflejar fielmente la realidad de muchas empresas y familias que están fuertemente azotadas por el desempleo«.

Así lo ha manifestado la consejera en la presentación este viernes 2 de octubre en Málaga del Plan Andalucía en Marcha, donde se ha referido a los datos de empleo en la comunidad autónoma en el mes de septiembre.

En este caso, ha apuntado que el PIB puede caer en torno al 15 por ciento y que la tasa de desempleo, que actualmente se encuentra en el 28 por ciento, puede llegar al final del ejercicio en torno al 30 por ciento.

Receso de empleo

Este receso en el empleo ha supuesto una bajada de 1.826 personas que la consejera ha considerado consecuencia de una año «atípico». En el caso de la provincia de Málaga, ha señalado Blanco, que «ha sufrido especialmente estos datos», situándose como la tercera provincia de España con la cifra más alta de parados, tras Cádiz y Baleares.

En esta línea, se ha referido también a la tasa de afiliación, la cual no ha presentado una baja «muy significativa». Esto, en palabras de Blanco, se debe a la menor tasa de afiliación que han tenido los servicios durante los meses de verano, por lo que, al acabar la temporada estival, «la bajada se ha notado menos».

Por el contrario, ha afirmado que estos datos «siguen sin reflejar fielmente la realidad de muchas empresas y familias que están fuertemente azotadas por el desempleo«, al tiempo que ha destacado al sector del turismo y hotelero en la provincia malagueña, quienes son «parte del tejido productivo y el corazón de la economía en Málaga«.

Prórroga de los ERTE

Por otro lado, la consejera ha valorado la prórroga de los ERTE hasta final de año, lo que ha considerado «un alivio», pero también «una medida de contención» y «casi de respiración asistida» para el tejido productivo de España.

Al respecto, ha apostado por el trabajo «para el día después», donde ha destacado como un «claro ejemplo» el Plan de Andalucía en Marcha, que se ha presentado este viernes.

En su presentación, que he tenido lugar en el Museo de Málaga, han participado también los consejeros de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; y de Educación y Deporte, Javier Imbroda.

Presidente del Gobierno andaluz

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha manifestó que, aunque el paro haya bajado en esta comunidad en agosto, los datos son «malos».

Para Moreno, el paro no ha bajado al ritmo que debería en ese mes, en el que tradicionalmente se producen muchas contrataciones por la temporada turística.

En declaraciones a la Cadena COPE, recogidas por Europa Press, Moreno ha dicho que a pesar de que el paro sube en España y baja en Andalucía, en esta comunidad no lo hace al «ritmo que desearíamos todos».

Y es que el mes de agosto es eminentemente creador de empleo y en esta ocasión no se ha podido generar el empleo de otros años en el territorio andaluz.

Según se ha conocido, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo INEM) en Andalucía ha disminuido en agosto en 468 personas, lo que supone un descenso del 0,05% en comparación con el mes anterior y que el número total de desempleados en la región se sitúe en 957.727.

Para el presidente, las políticas económicas que está desarrollando el Gobierno central en esta situación de pandemia por el coronavirus «no son positivas y están generando una destrucción importante del tejido productivo y, por tanto del empleo en el conjunto de España y en Andalucía».