La borrasca ‘Alex’ golpea este viernes a gran parte de la península y Baleares y pone en alerta a casi toda España. Traerá consigo un fuerte temporal de viento y precipitaciones generalizadas, que serán más intensas en el norte. Además trae una bajada generalizada de las temperaturas, de seis a nueve grados en más de la mitad del territorio peninsular.

‘Alex’ pone comienzo a la temporada de borrascas de gran impacto 2020-2021. La borrasca se dejó notar este jueves y se ha profundizado rápidamente mediante un proceso de ciclogénesis explosiva alrededor de toda la península.

Este brusco cambio de tiempo por el primer gran temporal del otoño se sentirá en la mayor parte de España con diversos fenómenos. Esto ha obligado a activar la alerta por lluvia, viento o fenómenos costeros en las 16 comunidades autónomas. Donde es menos probable que se noten los efectos adversos de la borrasca ‘Alex’ será en Andalucía occidental y partes de Cataluña, Galicia y Extremadura.

Grandes rachas de viento

Las rachas, primero de componente suroeste y posteriormente del oeste y del noroeste, superarán los 80 km/h de manera generalizada e incluso los 90 a 100 km/h en puntos de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía oriental, interior de la Comunidad Valenciana y, en general, en puntos altos del interior», ha explicado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Hay avisos naranjas en A Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa por mar combinada del noroeste con olas de cinco a seis metros de altura, y el litoral de Baleares y de Almería por olas de cuatro metros.

Las lluvias se extenderán de oeste a este y no se prevé que aparezcan en Alicante, Almería, Huelva, Murcia, Sevilla y puntos de Extremadura. Sí podrían ser localmente fuertes y persistentes en Galicia, las comunidades cantábricas, el norte de Navarra y el entorno del Sistema Central y del Sistema Ibérico, sobre todo en la cara norte de las áreas montañosas.

Jornada lluviosa

Además, será una jornada lluviosa en España por la borrasca Álex. A lo largo del día, las precipitaciones se irán extendiendo de oeste a este y afectarán a casi todas las regiones, excepto a puntos del sureste y de Andalucía Occidental. Serán lluvias localmente persistentes, con más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas, pero también fuertes, con una intensidad de entre 15 y 20 litros por metro cuadrado en tan solo una hora, en Galicia, comunidades cantábricas, norte de Navarra, Pirineos y entorno de los sistemas Central e Ibérico, sobre todo en la parte norte de este último.

Las temperaturas bajarán notablemente, una caída que será de hasta 10 grados respecto al jueves en el centro, meseta sur y nordeste de la Península. “El ambiente será bastante frío para la época del año”, advierte el experto. Con el descenso térmico y el agua, la nieve hará acto de presencia a partir de 1.200 metros en las montañas de la mitad norte peninsular.

El tiempo durante el fin de semana

Después de esta jornada “muy adversa”, el sábado continuará el descenso térmico en el área mediterránea y todavía se dejará notar el viento, aunque ya no soplará con tanta intensidad. Aun así, habrá rachas fuertes en el Cantábrico, en Baleares y Alborán, continúa el portavoz de Aemet en relación a la borrasca Álex en España. Las lluvias quedarán acotadas al tercio norte, aunque no se descarta que caiga algún chaparrón en zonas de montaña del resto de la mitad norte. En el Cantábrico oriental y Pirineos, las precipitaciones podrán ser localmente fuertes y persistentes. El temporal marítimo se recrudece con avisos rojos en la costa vasca.

El domingo se espera que llegue un nuevo sistema frontal, que hará que llueva otra vez con intensidad y persistencia en Galicia, noroeste de Castilla y León, comunidades cantábricas y Pirineos. Y, de forma más débil, en amplias zonas de la mitad norte, centro y Baleares. La cota de nieve estará en 1.500 metros, las temperaturas subirán ligeramente y el viento soplará con intensidad en buena parte de la Península, especialmente en el área cantábrica, Mediterráneo peninsular y Baleares. Durante el fin de semana seguirá el temporal marítimo, aunque con algo menos de intensidad que el viernes.