El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa, Melania Trump, han dado positivo por Covid-19. Así lo ha anunciado el propio Trump a través de su cuenta oficial de Twitter.

Tanto Donald Trump como Melania Trump procedieron a realizarse la pertinente prueba del Covid-19 tras conocer que la directora de Comunicación, Hope Hicks (una de sus asistentes más cercanas) había estado en contacto con una persona contagiada.

«Esta noche, Melania y yo dimos positivo por Covid-19. Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!», ha informado en su cuenta de Twitter Donald Trump.

El presidente de los Estados Unidos, se suma a los más de 7,2 millones de ciudadanos estadounidenses que han contraído el Covid-19. Una enfermedad que ha costado la vida de más de 207.000 personas en el país.

Horas antes el presidente estadounidense ya publicó en sus redes sociales que comenzaría una cuarentena junto a su esposa, tras hacerse público que Hicks había dado positivo tras regresar de Minnesota, donde Trump celebró un mitin después del debate electoral del martes contra Joe Biden.

«Ha dado positivo, me acabo de enterar. Ella es una trabajadora incansable. Usa mascarilla muchas veces pero ha dado positivo», señalaba Donald Trump el jueves durante una entrevista para FOX News.

En aquel viaje, Hicks fue parte del equipo de campaña que se subió al avión presidencial junto a otras personas de confianza de Trump; como Jared Kushner, Dan Scavino y Nicholas Luna, ninguno de los cuales, apunta la cadena CNN, estaba usando mascarilla.

No se han dado detalles acerca de la duración de la cuarentena a la que se someterá el presidente Trump. Sin embargo, las dos semanas que estipulan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ponen en serio peligro la celebración del próximo debate electoral fijado para el 15 de octubre en Miami.

La actitud de Trump hacia el coronavirus ha sido ampliamente criticada durante toda la crisis sanitaria al considerar que estaba adoptando una actitud irresponsable; tal y como le reprochó su rival demócrata en el pasado cara a cara, al desdeñar el uso de la mascarilla o defender la celebración de multitudinarios mítines políticos.

De hecho, la cuestión del uso de la mascarilla salió a relucir en el primer debate electoral entre ambos aspirantes, con un Trump irónico cuando se burlaba de Biden por presumir de llevar mascarilla para prevenir contagios de coronavirus.

«Yo la utilizo cuando considero que es necesario, no como él, que cada vez que le ves lleva mascarilla, puede estar a 600 metros y tener la mascarilla más grande que he visto», dijo.

A su vez, Trump defendió nuevamente la celebración de grandes mítines, pese a las restricciones que algunos estados impusieron por la pandemia, ya que, dijo, no sólo «la gente quiere escuchar» lo que tiene que decir, sino que la enfermedad no incide de igual manera en eventos al aire libre.

Joe Biden, alternativa demócrata a Donald Trump

Joe Biden ha sido oficialmente nominado para representar al Partido Demócrata en las próximas elecciones a la Casa Blanca en Estados Unidos. Se celebrarán el 3 de noviembre, tras hacerse efectivo el apoyo de todos los delegados estatales durante el segundo día de la inaudita Convención Demócrata, al desarrollarse de manera virtual debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Todos contra Trump

Clinton ha seguido con la estrategia mostrada el día anterior por otras figuras importantes del Partido Demócrata; como la antigua primera dama Michelle Obama o el senador por Vermont; Bernie Sanders; de atacar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su intervención de apoyo a Biden.

«Si quieres un presidente que defina su trabajo pasando las horas del día viendo televisión y atacando a la gente en las redes sociales, él es tu hombre». Así se ha expresado Clinton en referencia Trump, cuya actitud reconoce que puede ser entretenida, pero «se derrumba cual castillo de naipes», cuando se enfrenta a una «crisis real».

«Donald Trump dice que estamos liderando el mundo. Bueno, somos la única economía industrial importante que ha triplicado su tasa de desempleo. En un momento como este, el Despacho Oval debería ser un centro de mando. En cambio, es el ojo de la tormenta, sólo hay caos», ha señalado.

Clinton ha calificado las elecciones a la Casa Blanca como «la entrevista de trabajo más importante del mundo». Además, ha criticado a Trump por «su determinación por negar su responsabilidad y echar balones fuera» durante la crisis sanitaria.